BEATA MARIA DE JESUS CRUCIFICADO PETKOVIC
Fundadora de la Congregación:
Hijas de la Misericordia de la Tercera Orden Regular de San Francisco
(Blato, Croacia, 10 diciembre 1892 – Roma, Italia, 9 Julio 1966)

Nacimiento y Bautismo
María de Jesús Crucificado Petkovic nació en Blato – Diócesis de Dubrovnik – Croacia, el 10 de Diciembre de 1892, día en que se celebraba la fiesta de Nuestra Señora de Loreto. Fueron sus padres, don Antonio Petkovic y María Marinovic, católicos practicantes, tenían ocho hijos. Eran una familia conocida y rica de bienes espirituales y materiales.
Fue bautizada en su Parroquia de Blato “Todos los Santos” el 22 de diciembre de 1892 por el Párroco Don Guido Guzmán con el nombre de María. Era la sexta hija nacida de sus padres, pero por vía paterna es la octava, porque el padre al quedar viudo y con dos hijas: Jelena y Kata, volvió a casarse con María Marinovic, con la que tuvo 11 hijos, de los cuales 3 varones murieron cuando eran pequeños, mientras los otros 8 han crecido para la alegría de sus padres. Han criado pues 10 hijos.

Bajo el manto y protección de María Santísima
Dios Padre que todo lo prevé con Amor, ha permitido que sus fechas importantes estén enmarcadas en las festividades marianas y por ello vino al mundo, el día de la traslación de la casa de Loreto, el 10 de diciembre de 1892. Bautizada el 22 de diciembre del mismo año con el nombre de María. Seguidamente, todos los demás acontecimientos, las festividades hasta el nombre de la Bienaventurada Virgen, lo confirman.
El 8 de septiembre de 1898, Natividad de la Bienaventurada Virgen, recibió el sacramento de la Confirmación del Obispo Mons. José Marcelic.
El 8 de septiembre de 1904, recibió su Primera Comunión.
El 8 de septiembre de 1906, a la edad de 14 años, fue recibida en la Asociación Parroquial “Hijas de María”.
El 21 de noviembre de 1906, “Presentación de la Bienaventurada Virgen” se consagró a Dios e hizo el voto perpetuo de Amor y Virginidad.
El 8 de diciembre de 1906, Inmaculada Concepción, ingresó a la Asociación Terciarias Franciscanas, cuando estaba por cumplir los 15 años.
El 25 de marzo de 1919, Anunciación a María, dejó el mundo respondiendo a la llamada de Dios para fundar esta nueva Congregación Religiosa fecha que ella llama “Concepción secreta de la Congregación”
El 21 de noviembre de 1928, juntamente con otras hermanas, pronunció los Votos Perpetuos religiosos.

Sus padres, santos educadores:
Sus padres, eran una de las más grandes gracias y dones que ha recibido de Dios, pues, como cristianos ejemplares educaban con el ejemplo, cristianamente a sus hijos.
Su padre Antonio, aún siendo rico de bienes terrenos, era simple, de una fe profunda que observaba minuciosamente las leyes de Dios y los mandamientos de la Santa Iglesia – de manera particular los actos de caridad hacia los pobres y los obreros que eran sus verdaderos amigos. Había desarrollado el espíritu de justicia, misericordia y caridad. Tenía alrededor de 700 obreros, porque le pertenecía la décima cuarta parte de toda la isla de Kórcula. Era pacífico y de pocas palabras, confió a María las cosas más importantes para la administración del patrimonio y, mientras que los hermanos estudiaban, ella, asistida por la Providencia, realizaba todos los trabajos. Los hijos veían en él, algo sagrado. Murió el 16 de abril de 1911, cuando María tenía apenas 18 años, era el Día de Pascua, durante la oración que él había seguido silenciosamente; al término del Rosario dijo: “Jesús, María…” A partir de entonces, se hace cargo de la administración, del registro contable y asume junto a su madre, la dirección de esta grande empresa.
Su madre era una mujer que educó a sus hijos en el temor de Dios, en el pudor, la modestia, la abnegación, penitencia y oración.
De salud, María era muy delicada, pasando por tres enfermedades graves que en una de ellas, viéndole los suyos tan mal, habían preparado la sepultura, en otra ocasión, escribió su testamento y lo entregó al Párroco de su Pueblo, en el cual indicaba que dejaba todos sus bienes para la construcción de un Hogar para niños pobres y abandonados. Esta salud delicada le acompañó a lo largo de su vida.
María creció así constantemente en la escuela de la virtud cristiana y de la caridad; donde su alma recibió las primeras impresiones de amor hacia Dios y hacia el prójimo.

Educación y espíritu eminentemente apostólico
Desde niña, ha demostrado una excepcional inteligencia, comenzó la Escuela Elemental a los cinco años y terminó a los once. Después continuó sus estudios con las Hnas. Siervas de la Caridad que habían llegado a Blato para brindar instrucción y educación a la juventud femenina, pero tenía permiso sólo para ir a la Escuela, porque sus padres, intuyendo su inclinación a la vida religiosa, trataron de alejarla de la idea de ir al convento para consagrarse a Dios y buscaban convencerle para que acepte el matrimonio de quienes la pretendían.
Las Religiosas, formaron a María en la práctica de las virtudes y le dieron sabias orientaciones para el camino de la perfección. Le animaba un gran celo apostólico y, por propia iniciativa reunía los niños de las familias pobres que trabajaban en los campos de sus padres y los catequizaba. También se encargó de tres Asociaciones católicas en la Parroquia de Blato: “Hijas de María” del que llegó a ser secretaria y luego presidenta hasta 1919 en que se funda la Congregación, el “El Buen Pastor” que ella funda en 1914 con un grupo de 20 jóvenes escogidas entre las Hijas de María, para que a imitación del Buen Pastor trabajaran en la salvación de las almas, visitando a los enfermos, se responsabilizaran de que los niños se bautizaran y se prepararan a la Primera Comunión, que los pecadores se convirtieran, y sobre todo, que se reparen las ofensas hechas a Jesús; la sociedad de “Madres Católicas” fundada en 1915 con las religiosas Siervas de la Caridad, porque se consideraba demasiado joven para dirigir a las madres de familia; también era miembro y asistente de la Tercera Orden Seglar de San Francisco para trabajar y hablar del Amor de Dios a aquellas almas que estaban sin guía, así como la Asociación de niñas llamada “Angelitos” que tenia aproximadamente 400 niñas. Del mismo modo, ayudaba en la cocina popular donde se repartían los alimentos para las familias que quedaron afectadas por la Primera Guerra Mundial, porque había comprendido que, sólo con amor podemos ganar al hombre y llevarlo a que experimente la misericordia y bondad de Dios.

Elección del camino, siguiendo la Voluntad de Dios
Se daba cuenta de los múltiples sufrimientos de los hombres, de las injusticias sociales, hambre, escasez y enfermedades y de allí su gran anhelo para ayudar y proteger a los pobres porque veía que ellos son hijos predilectos y amados de Jesús Crucificado. Dios Padre Misericordioso la preparaba para aliviar las heridas de la humanidad y a través de ella, modesta y humilde, sin grandes estudios y posibilidades, para en el futuro formar una nueva comunidad en la Iglesia que porte a todos el Amor de Dios en las obras de misericordia.
Al cumplir los 22 años, María, se encuentra en la lucha de la doble vocación – la vida activa o contemplativa. Descubre en si misma, capacidades e inclinaciones para lo uno y lo otro, pero sin embargo quiere decidirse por donde le necesiten más, donde pueda hacer el mayor bien a su Esposo, al cual se prometió a los 14 años y con quien “se esposó”, como lo dice ella. Se había decidido por la vida de claustro, donde podía llorar la miseria del mundo y su testamento lo confía al Párroco a quien deja toda su propiedad para la construcción del Instituto para los niños pobres y abandonados en Blato. Estaba muy convencida de que esto era lo más grande que podía ofrecer, junto con la oración constante en un convento de vida contemplativa. Lo expresa a su Director espiritual, Mons. José Marcelić, Obispo de Dubrovnik a quien escribe: “Sintiéndome débil para ayudar a los pobres, prefiero ir al Convento de clausura donde podré orar y llorar por las miserias del mundo”. Cuando la casa está en llamas, aludiendo a las consecuencias que la guerra había dejado en Blato, su tierra natal le responde Mons. Marcelić, no se la puede dejar y correr y llorar, sino hacer todo lo posible para salvar lo que pueda ser salvado. Por eso te pido que te dediques a la educación de los niños de tu pueblo. Ella entendió esto como la voluntad de Dios y en su propio pueblo, Blato, se dedicó activamente a las extensas actividades de la comunidad parroquial.

Inicios y Fundación de la Congregación “Hijas de la Misericordia”
Dios que nos habla a menudo en los signos de los tiempos, con María lo hace en la persona del sabio y devoto Dr. Josip Marcelic, Obispo de Dubrovnik, que muestra a María las necesidades de ese tiempo: pobreza, desgracia, abandono material y espiritual en Blato. Le anima para que, antes que todo, decida ayudar a los niños abandonados, a las viudas desamparadas, en su pueblo natal que este tiempo estaba afectado por muchas calamidades: pérdida de la economía a causa de la peste de la viña, la primera guerra mundial y la llamada “peste española”, que unidos todos, acabaron con muchas vidas humanas y obligó a que mucha gente emigrara de Blato a Brasil que se dice que en ese año eran más de mil personas.
Después de la Primera Guerra Mundial, las Religiosas italianas Siervas de la Caridad dejaron su Escuela y la casa en Blato y el Obispo Dr. José Marcelic, buen conocedor del alma de María, cuando se enteró de su decisión, le pidió que lo pensara de nuevo porque no sirve de nada “llorar la miseria del mundo”, sino que es necesario trabajar por la mitigación de la miseria en este mundo. Le pide que se quede en Blato y que se preocupe por los pobres y por las aflicciones que sufren, que desde esta Casa que dejaron las Siervas de la Caridad, dirigiera la cocina popular donde ya colaboraba. Sintiendo profundamente en sí misma que el Obispo Marcelic le ayudaría en esto, le aconsejaría y le sería un apoyo verdadero en su futuro, accedió.
Así, en la Anunciación, el 25 de Marzo de 1919, inicia una nueva vida ante la llamada del Señor y luego, con cinco jóvenes de Blato y Vela Luka, bajo la dirección sabia del Obispo Marcelić, se inició el camino del que después sería la fundación de una nueva Congregación Religiosa en Blato, que se concretiza el 4 de octubre del año 1920.
María, está de acuerdo con las intenciones del Obispo, le obedecía en todo, y por ello muestra disponibilidad para escribir la Regla para la nueva Comunidad Religiosa, basada en la Regla de la Tercera Orden Franciscana que le facilitó el Obispo, y para ello se retiró al pequeño pueblo de Prizba donde redactó las primeras Constituciones. María, sentía en si misma que todo lo que pasaba exteriormente, con la orientación espiritual del Obispo Marcelić, estaba en profunda armonía con lo que ella siempre sintió en su alma. La Congregación recibió el nombre de “Hijas de la Misericordia”, para María significaba, que hemos nacido del Amor de Dios, para continuar Su obra de Amor y Misericordia. Este doble significado, se fundió en una confiada entrega a las obras de amor y misericordia, primero en Blato y luego en muchos lugares más, donde había necesidad de mitigar la aflicción y la pobreza.
La generosa labor y entrega de las hermanas de la nueva Congregación ha animado a muchas jóvenes para que se incorporen a su fructífero campo de trabajo lo que les permitió tomar las responsabilidades de dirección en muchos hogares de niños, trabajos en las Parroquias, y otros. Ya en el año 1923, se encargó de atender 100 niños en el Hogar de Niños “Kolevka” en Subotica. Después de esto ha abierto varios Hogares de acogida para los niños en Slavonia, Vojvodina, Makedonia y Serbia.
En los inicios, las hermanas mantenían hasta 300 niños pobres. La ayuda que recibían de las autoridades públicas, locales y estatales eran insignificante por eso las hermanas tenían que proveer de diferentes maneras y el pedir limosna no le era desconocido, pues varias veces había ido a pedir limosna a las regiones de Slavonia y Vojvodina y allí juntaba ayuda para sus huérfanas. La situación en aquella nación de Serbos, Croatos y Slovenos era extremamente difícil y muchas huérfanas y viudas tocaban a su puerta pidiendo ayuda. María no podía rechazar a nadie, para todos encontraba algo para ayudarles. Después recibió una ayuda del Papa Pío XI de 15,00 Dinares, y con ello amplió enseguida el Orfanato de Blato, para poder recibir más niños.
Su riqueza de espíritu y de corazón, María entregaba al servicio de los marginados, especialmente de los niños. En ellos veía la esperanza de la sociedad y de la Iglesia. Este amor y esta misericordia hacia los pobres e indigentes la llevó lejos de su pueblo natal-Blato.

El Amor a Dios la lleva fuera de su tierra, llega a América Latina.
La Madre María, mujer de gran fe y voluntad firme, con gran espíritu misionero no se conformaba con poco, respondía generosamente a Dios en todos los pedidos que le llegaban para ayudar a los demás y es así como llega un pedido de Fray Leonardo Ruskovic, misionero franciscano croata, que solicita a María de que envíe 20 de sus hermanas para la Misión en América Latina, a Argentina para el apostolado asistencia en un Sanatorio de Buenos Aires. A pesar de las dificultades, con gran espíritu misionero aceptó esta nueva misión y así en el año 1936 envió el primer grupo de hermanas para este apostolado y entre los años 1936 y 1940, destinó 40 hermanas para las diferentes obras de misericordia entre los más pobres y necesitados de América Latina.
Como Superiora General viajó a Argentina en el año 1940 para realizar la Visita Canónica y se quedó allí por 11 años por la adversidad de la guerra que la detuvo en este Continente, motivo para abrir nuevos surcos donde Evangelizar a través de las obras de misericordia, fundando y promoviendo en el campo de la educación, salud y asistencia en: Argentina, Paraguay y Chile. Más tarde en el año 1953 abrió la casa en Perú.
Para María el objetivo del trabajo en las misiones era la Evangelización y por ello trabajaba para satisfacer las necesidades existenciales y por eso, junto al anuncio de Jesús, organiza la formación sobre Higiene, Orden, Economía Doméstica, Trabajos Domésticos, Corte y Confección, Tejidos, Enfermería, y Mecanografía. María, siempre incansable, al lado de la formación profesional y técnica, aprovechaba cada oportunidad para que sus Hnas. aprendan la Doctrina de la Fe. Tomó la atención espiritual en los hospitales militares de Campo de Mayo en Argentina y en Asunción Paraguay. Con gran celo cuidaba de cumplir que todo cuanto se hacía, sea en armonía con las reglas locales, nacionales y eclesiales.
La estadía de la Madre en América Latina fue Providencial, porque en éstos países Latinoamericanos, dio vida a nuevos comunidades de las “Hijas de la Misericordia”, organizaba las obras de misericordia y la formación de las hermanas y gracias a su incansable trabajo, la Congregación se ve enriquecida con centenares de vocaciones. Al regresar a Europa en 1952, la Madre deja cerca de 140 religiosas, veinte novicias, treinta aspirantes y veinte casas fundadas de la Congregación entre los más pobres y necesitados.

Retorno a Roma, aprobación de la naciente Congregación
La Madre María volvió a Europa en el año 1952, se dio cuenta que la Congregación era internacional y debía proceder a su reconocimiento legal; y por causa del comunismo en Yugoslavia, consideró que era mejor tener la Casa Generalicia en el centro del cristianismo, Roma. Aunque no contaba con los recursos necesarios, pero sí una fe profunda en la ayuda de Dios, logró en poco tiempo, con ayuda de un franciscano croata, P. Karlo Balić, buscar y comprar una casa apropiada casi en el centro de Roma para la sede general de la Congregación.
En 1956, la Congregación recibe la aprobación definitiva del Derecho Pontificio, con la aprobación de las Constituciones y con esto María sintió que había llevado a puerto seguro a la barca de la Congregación de las Hijas de la Misericordia.
En 1958, cuando la Madre María tenía 62 años, sufre de un derrame cerebral que le causó una parálisis parcial. Profundamente convencida que su misión en la Congregación ya no era estar en el Gobierno, sino de acompañar con el sacrificio del sufrimiento, la oración y la ofrenda al Señor; en el Capítulo General realizado en 1961, después de 40 años, María entregó su servicio de Gobierno como Superiora General y como sucesora fue elegida la Madre, M. Juliana Franulović.

Sufrimiento, enfermedad y partida a la Casa del Padre.
María seguía atentamente los acontecimientos de la Iglesia, especialmente los sucesos del Concilio Vaticano II (1962-1965). A pesar de su enfermedad y sufrimiento, recibía numerosas visitas y mantenía una fluida correspondencia con muchos de ellos, especialmente con las personalidades de la Iglesia. Se empeña especialmente por difundir la devoción a Dios Padre y su Misericordia.
Sus últimos años de vida, los ofreció por sus hijas de la Congregación, a quienes ha dado testimonio de una vida impregnada de fe, esperanza, caridad y otras virtudes cristianas y religiosas.
Entregó su espíritu a Dios Padre, el 9 de Julio de 1966. Fue sepultada en el Cementerio Romano Campo Verano, y tres años después, sus restos mortales fueron trasladados a la Capilla de la Casa Generalicia, donde estuvieron hasta Noviembre de 1988. A la propuesta del Postulador del proceso de su Beatificación, sus restos mortales fueron trasladados a su pueblo natal, Blato y enterrados en la Cripta de la Capilla de la Comunidad Cristo Rey en la Casa Madre, hoy Santuario dedicado a nuestra madre fundadora, Beata María de Jesús Crucificado Petković.

Su fama de santidad.
La fama de santidad de la cual se rodeó en vida, fue reconocida antes y después de su muerte. El 28 de Febrero de 1989 en el Vicariato de Roma se inició el proceso de Beatificación y luego se continuó en la Congregación para las Causas de los Santos en Vaticano. Después de varios años de estudio, el Congreso especial de Teólogos ha dado su voto favorable, confirmando que la Sierva de Dios practicó en grado heroico las virtudes teologales y cardinales. Según el Decreto, “nutrió una firme esperanza en Dios, cumpliendo siempre su voluntad y se prodigó incansablemente por la construcción del Reino de Dios, practicó la comunión con Dios a través de la Liturgia, la devoción hacia la Santa Eucaristía. Unió una intensa vida espiritual con el apostolado de la difusión de fe y de la comunicación del amor de Dios a los niños, a los pobres, a los enfermos. Especial atención tuvo por sus hijas espirituales a quienes guió por el camino del Evangelio con firmeza y ternura. Se demostró fuerte en el afrontar los obstáculos, paciente en las enfermedades, constante en seguir a Cristo. Sacaba fuerza y sabiduría de la comunión con Dios, de la oración y de las orientaciones de los Pastores de la Iglesia. Como verdadera discípula de San Francisco de Asís amó a Cristo Crucificado con corazón indiviso y dio gran importancia a la pobreza y humildad.”

MILAGRO QUE LE LLEVÓ A LA BEATIFICACIÓN

BEATIFICACIÓN
Fue beatificada el viernes 6 de junio de 2003 por el Papa Juan Pablo II durante su visita apostólica a Croacia, la número 100 de su largo y fructífero pontificado.
La Congregación Hijas de la Misericordia, fundada por la Madre, Beata María de Jesús Crucificado Petkovic, cuenta ahora con 450 religiosas, que operan en 12 países de Europa y América: Croacia, Bosnia-Herzegovina, Alemania, Italia, Eslovenia, Canadá, Rumania, Serbia, Montenegro, Argentina, Paraguay, Chile y Perú.
Nuestra Congregación vive con amor en el seno de nuestra Madre la Iglesia, desde 1920, su trabajo apostólico en fidelidad y trabajo apostólico testimoniando el Amor y la Misericordia de Dios tratando de vivir el Evangelio con espíritu de sencillez, trabajo y alegría, compartiendo la oración, la Eucaristía, la vida fraterna, la enseñanza de la Iglesia y el trabajo apostólico para hacer un mundo más humano, cristiano donde reine Cristo Jesús que vino para darnos la Vida.

Se vive este tiempo de gracia juntamente con las Bodas de Oro de la presencia de nuestra Congregación en Perú.

Nuestro Carisma: Vivir el Evangelio testimoniando el Amor y la Misericordia del Padre, siguiendo a Cristo Crucificado en el espíritu de nuestro Padre San Francisco y de nuestra Madre María Petkovic”.

El amor y la Devoción a María Santísima, es el otro elemento constitutivo, colocándonos bajo su amparo en la advocación de Madre de la Divina Gracia.

Actividad:
El apostolado privilegiado son las obras de Misericordia y conforme a las necesidades de la Iglesia y al fin específico de nuestra llamada, nos dedicamos a la educación de los niños y de la juventud, especialmente de los huérfanos y de los abandonados, a la instrucción escolar de la niñez y a la Catequesis. Las hermanas dirigen jardines infantiles, escuelas de enseñanza Primaria, Secundaria, Superior y Profesional. Desarrollan apostolado asistencial con los enfermos y ancianos. Desempeñan apostolado Parroquial y ofrecen servicio espiritual a soldados y encarcelados. Colaboran en la Catequesis Familiar y guían Movimientos Eclesiales de Laicos, participan en las Misiones en la Selva Peruana y en las Islas del archipiélago del sur chileno. Todas estas actividades se desarrollan según el Plan Pastoral y la estructura socio política del país en el cual se trabaja.

Fiel a nuestro Carisma y a la Pastoral tradicional estamos abiertas también a nuevas formas de apostolado, según las necesidades de la Iglesia local, para poder anunciar a los hombres de hoy el Amor Misericordioso del Padre.

Difusión Geográfica:

Somos 330 Religiosas profesas y trabajamos en 73 casas distribuidas en: Croacia, Bosnia, Italia, Alemania, Argentina, Paraguay, Chile, Perú, Canadá, Estados Unidos, Rumanía y Cuba.
En un continuo abandono y donación al Padre Misericordioso, confiamos en la ayuda de la Gracia y los dones del Espíritu Santo, para testimoniar en la Iglesia y en el mundo entero nuestro Lema: “Hágase Tu Voluntad” y “Todo por Jesús a Gloria del Padre”.

Poema a Maria Petkovic

Obras en Perú:
Hogar de Niñas y Colegio “Ntra. Sra. De la Misericordia”, con la asistencia y Educación a 180 niñas en el Hogar y, en el Colegio a más de mil alumnos en Primaria, Secundaria y Educación Ocupacional con las Especialidades de Confecciones, Computación, Manualidades y Panadería y Pastelería.

Puerto Yurinaki, Apostolado Misionero Parroquial, desde 1995 misionando y a partir del 2004 en forma permanente con la fundación de la Comunidad que lleva el nombre de nuestra Madre Fundadora.

GRACIAS SEÑOR JESÚS POR LLAMARNOS A TU SANTO SERVICIO
DÁNOS TU GRACIA PARA PERMANECER SIEMPRE UNIDAS A TI, RAZÓN DE NUESTRA VIDA

 

CRONOLOGÍA DEL ITINERARIO TERRENAL

DE LA MADRE MARÍA DE JESÚS CRUCIFICADO

PETKOVIC-KOVAC

 

Presentamos una Cronología de la vida de nuestra Madre Fundadora, Beata María de Jesús Crucificado Petković y el nacimiento de nuestra amada Congregación que a menudo repetía: “esto es obra de Dios”.

De 1892 a 1918                  

1892

10 de diciembre: sábado, memoria de Nuestra Señora de Loreto; nacimiento de MARIA PETKOVIC-KOVAC

22 de diciembre: bautizada por el párroco de Blato el P. Juan Seman.

1897

En septiembre: apenas cumple los cinco años ya acude a la escuela elemental; poco después, entre los años 1897 y 1898, cae gravemente enferma.

1898

8 de setiembre: recibe la Confirmación.

1903

Junio: termina la sexta clase de escuela elemental con gran éxito y excelente conducta.

1904

16 de octubre: se inscribe en la escuela media, llamada escuela cívica, de las religiosas italianas “Siervas de la Caridad”, que frecuenta tres años.

1905

8 de septiembre: recibe la primera Comunión.

1906

Marzo: enferma por segunda vez, y su vida llega a peligrar.

8 de setiembre: se alista en la asociación de las “Hijas de María” y llega a ser su secretaria. Se encuentra con el señor Obispo de Dubrovnik, Mons. José Marcelic,  Por segunda vez.

21 de noviembre; María hace voto perpetuo de amor y virginidad.

 

1909

8 de diciembre: llega a ser presidenta de las “Hijas de María” y en el desempeño de ese cargo queda hasta 1919, mientras dirige otras asociaciones parroquiales.

1911

16 de abril: muere su padre Antonio Petkovic.

1914

María vive la “lucha entre dos vocaciones”. En otoño viaja a Split, en busca de un monasterio de clausura (Ap. Aut., pp. 139-145).

1917

En septiembre: comienza a prestar ayuda en la administración de la ”cocina popular” de Blato, dirigida por las religiosas “Siervas de la Caridad”.

1918

Septiembre: encuentra de nuevo en Blato al obispo Mons. José Marcelic, a quien promete que quedaría en su ciudad natal.

Entre noviembre y diciembre se enferma gravemente por tercera vez.

1904

16 de octubre: se inscribe en la escuela media, llamada escuela cívica, de las religiosas italianas “Siervas de la Caridad”, que frecuenta tres años.

1905

8 de septiembre: recibe la primera Comunión.

1906

Marzo: enferma por segunda vez, y su vida llega a peligrar.

8 de setiembre: se alista en la asociación de las “Hijas de María” y llega a ser su secretaria. Se encuentra con el señor Obispo de Dubrovnik, Mons. José Marcelic,  Por segunda vez.

21 de noviembre; María hace voto perpetuo de amor y virginidad.

1909

8 de diciembre: llega a ser presidenta de las “Hijas de María” y en el desempeño de ese cargo queda hasta 1919, mientras dirige otras asociaciones parroquiales.

1911

16 de abril: muere su padre Antonio Petković.

1914

María vive la “lucha entre dos vocaciones”. En otoño viaja a Split, en busca de un monasterio de clausura (Ap. Aut., pp. 139-145).

1917

En septiembre: comienza a prestar ayuda en la administración de la ”cocina popular” de Blato, dirigida por las religiosas “Siervas de la Caridad”.

1918

Septiembre: encuentra de nuevo en Blato al obispo Mons. Marcelić, a quien promete que quedaría en su ciudad natal.

Entre noviembre y diciembre se enferma gravemente por tercera vez.

1919

Febrero: se detiene por última vez en Bábina.

25 de marzo: deja la casa paterna y va a vivir en el pensionado de las hermanas “Siervas de la Caridad” de Blato y espera allí ulteriores decisiones de la Providencia (Op. Cit., p. 216).

16 de julio: el obispo, Mons. Marcelic, da a conocer a María que las religiosas “Siervas de la Caridad” tienen intención de dejar definitivamente  a Blato. En su carta del 20 de julio el obispo vuelve a repetirle la misma cosa.

3 de agosto: las religiosas “Siervas de la Caridad” dejan Blato y esta fecha señala el primer día de vida en común de las futuras hermanas “Hijas de la Misericordia”.

7 de agosto: María se retira a Prizba con su primera colaboradora María Telenta (Op. Cit., p. 229).

18 de agosto: a petición de María, el obispo, Mons. Marcelić, le envía un ejemplar de la “Pequeña Regla general de la Tercera Orden Regular de San Francisco”.

28 de agosto: María se dirige a Dubrovnik para pedir consejos al señor obispo.

15 de septiembre: con sus colaboradoras inaugura en Blato la guardería de los niños y el 17 de noviembre abre también un orfanato.

1920

Enero: María nuevamente viaja a Dubrovnik, encontrando una gran comprensión y el apoyo de parte del obispo, Mons. Marcelić.

2 de agosto: se retira de nuevo a Prizba, esta vez para escribir las Constituciones, según le pide el prelado, para la Congregación religiosa que prevé está por fundarse.

25 de agosto: el obispo, Mons. Marcelić, le comunica que está decidido a fundar  una nueva Congregación religiosa. María y sus colaboradores se preparan para la vestición del hábito religioso.

2 de septiembre: previo permiso de Mons. Marcelić, María invita al franciscano padre Marian Stasic de Split-Poljud a predicar una tanda de Ejercicios Espirituales a las futuras “Hijas de la Misericordia” (Op. Cit., p. 248).

26 de setiembre al 3 de octubre: el padre Stasic predica los Ejercicios Espirituales.

4 de octubre: (en verdad el 5, martes) Primera Vestición Religiosa en Blato y nacimiento de la Congregación “Hijas de la Misericordia”.

13 de octubre: bajo la presidencia del obispo, Mons. Marcelic, se tiene en Blato el primer Capítulo General. María es elegida Superiora General.

14 de octubre: primera profesión religiosa de las “Hijas de la Misericordia” en Blato.

1921

Cuaresma: María conoce al franciscano padre Antonio Krile, quien la anima en la vida comenzada (Op. Cit., p. 270).

1922

28 de junio: María escribe al Papa Pío XI pidiéndole ayuda pecuniaria a favor de  Las hermanas y del orfanato. La ayuda llega en el otoño (septiembre).

Del 29 de agosto al 29 de octubre: va a pedir limosna a la región de Eslavonia, en los alrededores de la ciudad de Djakovo; antes de volver a la Casa Madre pasa por Belgrado, de donde sigue por las ciudades de Sarajevo y Split, puerto del mar Adriático.

1923

Durante este año, obtenidos otros subsidios, amplía el convento y el orfanato de la Casa Madre.

15 de junio: el obispo, Mons. Marcelić, aprueba en Blato las primeras Constituciones y el 16 de junio preside el segundo Capítulo General.

5 de julio: María inaugura una nueva casa de la Congregación en la ciudad de Subotica; después va a pedir limosna en las campiñas de la región de Backa.

Agosto de 1923: durante el Congreso Eucarístico Nacional, se encuentra en Zagreb, acompañada de María Telenta, con el arzobispo Mons. Antonio Bauer, el futuro gran bienhechor de la Congregación. En el mismo tiempo visita al obispo auxiliar Mons. José Lang.

28 de agosto: sale de Zagreb y llega a Blato el 1º  de setiembre.

1924

30 de mayo: viaja vía Brod hacia Subotica, para visitar las hermanas que residían allí y para continuar en su petición de limosnas. Al pasar por Belgrado, visita el Ministerio de Culto y, tal vez, también al Nuncio Apostólico.

1925

21 de enero: vuelve a escribir al Papa Pío XI, pidiéndole una custodia. Al comienzo del mismo año, recibe también una señalada ayuda pecuniaria de los connacionales emigrados a Estados Unidos.

12 de junio: María acepta el ingreso al convento de una joven maestra de jardín de infantes, natural de Korcula de nombre Margarita Radic, que será más tarde Sor Buenaventura, muy benemérita de las obras de la Congregación y de mucha ayuda para la Fundadora como traductora del italiano, francés y castellano. Falleció en Mentana el 28 de enero de 1971 y está sepultada en el Campo Verano de Roma.

2 de julio: sale de Blato para las ciudades de Subotica, Belgrado y Kragujevac. De regreso a Subotica, parte el 29 de agosto vía Zagreb-Split, vuelve a la isla de Korcula.

1925

4 de octubre: abre la tercera casa de la Congregación en Smokvica, isla de Korcula.

6 de octubre: abre en Kragujevac una casa más, la cual, sin embargo, será clausurada el 1° de abril de 1928.

18 de diciembre: abre también una casa en Opuzen, que permanecerá hasta septiembre de 1939.

Septiembre: inaugura un nuevo pabellón de la escuela materna en la Casa Madre; en 1940 se añadirá un tercero, para recibir cerca de doscientos niños. A principios de marzo de 1945 ésta, como todas las escuelas dirigidas por entidades religiosas, será cerrada por orden de las autoridades allegadas al gobierno.

1926

Al comienzo del año, María establece por primera vez correspondencia con la Congregación Romana para los Religiosos, con miras a la aprobación canónica de la Congregación.

Marzo: se halla de nuevo en Subotica y en Dubrovnik.

25 de Julio: descansa en Prizba, por el calor del verano, mientras adelantan con ritmo acelerado las obras de renovación de la Casa Madre.

19 de noviembre: se celebra en Blato el tercer Capítulo General y María es elegida por tercera vez Superiora General y Maestra de Novicias. El obispo de Dubrovnik da su confirmación.

20 de noviembre: María envía las primeras hermanas al servicio del hospital estatal de Veles, en la región de Macedonia, donde permanecerán hasta el 10 de septiembre de 1939.

 

1927

25 de julio: el secretario de la Congregación romana de los Religiosos firma el decreto por el que se permite la erección canónica diocesana de la Congregación.

Junio del mismo año: tiempo de verano, si bien hay crisis alimenticia en todo el estado yugoslavo, María emprende nuevos trabajos en la Casa Madre y el 9 de octubre se bendice en ella la nueva capilla, dedicada a “Cristo Rey”.

5 de diciembre: el obispo, Mons. Marcelić, comunica a María que los aldeanos de Preko, su pueblo natal, desean tener a las “Hijas de la Misericordia” para la educación de los niños.

1928

26 de enero: el Ministro General de la Orden de los Frailes Menores, padre Buenaventura Marrani, a petición de María y del Obispo Mons. Marcelić, agrega a su Orden la nueva Congregación.

18 de febrero: el obispo Mons. Marcelić firma el decreto para la “erección canónica de la Congregación” de las “Hijas de la Misericordia” que llega a ser oficialmente de “derecho diocesano”.

12 de abril: María parte para Preko, al darse cuenta de las posibilidades locales de trabajo para las hermanas.

Del 18 de abril al 2 de mayo: visita varias casas de la Congregación. Hace también una parada en Belgrado por el problema de la casa de salud de Blato.

18 de Junio: el obispo, Mons. Marcelić, aprueba con derecho diocesano las Constituciones completadas en lengua latina y croata.

15 de julio: por deseo de María se coloca una estatua de santa Teresita del Niño Jesús en la capilla de la Casa Madre.

30 de agosto: muere el obispo Mons. Marcelic en Dubrovnik. María toma parte en las exequias y vuelve a la Casa Madre el 4 de septiembre.

Hacia mitad de septiembre, María se encuentra en Split, para la preparación escolar de algunas de sus hermanas.

1 de noviembre: acepta la casa llamada “Dom Zdravlja” la que más tarde se transforma en casa geriátrica.

21 de noviembre: María y sus primeras seguidoras hacen la profesión perpetua. Esta es la primera vez que se hace en la Congregación.

8 de diciembre: se abre en Preko una nueva casa.

31 de diciembre: María recibe una ayuda extraordinaria de dinero de los connacionales emigrados a Estados Unidos.

1929

Del 31 de mayo al 9 de junio: construye en Prizba con trabajadores voluntarios del pueblo natal, la capilla en honor de Nuestra Señora de las Gracias.

2 de julio: parte para Subotica para la compra del terreno destinado a la construcción del proyectado colegio para las jóvenes.

29 de setiembre: comienza la construcción del colegio y de la capilla en Subotica.

20 de noviembre: María encuentra en Blato al nuevo obispo de Dubrovnik, Mons. José M. Carevic.

En el mismo año, no se conoce la fecha exacta, instituye en la capilla del convento de Blato con el consentimiento del párroco, la asociación de la “Guardia de Honor del Sagrado Corazón de Jesús”, con la rama juvenil. Establece también en la Casa Madre un seminario para la formación de las candidatas a la vida religiosa.

1930

Al comienzo de este año, la escarlatina hace estragos en Blato, y María y sus hermanas se ven abrumadas por la actividad caritativa. Sobreviene al mismo tiempo la crisis de alimentos, y María es forzada a mandar dos veces a las hermanas a pedir limosna desde Dubrovnik hasta Eslavonia.

3 de marzo: María parte para la ciudad de Cetinje en la región de Monte Negro, en busca de ayuda para el orfanato de Blato.

9 de junio: participa en la bendición de la capilla de la Congregación en Prizba.

16 de junio: viaja a Subotica para visitar a las hermanas e inspeccionar los trabajos del futuro colegio.

14 de agosto: María se encuentra con el Ministro de Instrucción Pública de Belgrado Bozidar Maximovic, en ocasión de la visita que ha hecho a la  escuela cívica de Blato, quien visitó también el convento y colegio de las hermanas.

30 de septiembre: María participa de la bendición e inauguración del colegio de Santa Teresita del Niño Jesús en Subotica. Queda allí hasta el 18 de octubre.

1931

8 de abril: viaja a Zagreb, para verificar la posibilidad de abrir una casa.

En septiembre del mismo año inaugura una casa en la periferia de Zagreb,  llamada Prekrizje. De vuelta de Zagreb a la Casa Madre, visita también a Trsat; ciudad donde se trasladó primeramente la Casa de Nazaret, y donde existe la gran Basílica de la Santísima Virgen.

31 de mayo: comienzan los nuevos trabajos de construcción en la Casa Madre.

21 de octubre: de regreso de Subotica se detiene nuevamente en Zagreb.

2 de noviembre: el arzobispo de Zagreb, Mons. Antonio Bauer, visita a  lato y al día siguiente la Casa Madre y la casa de “Dom Zdravija”.

1932

12 de enero: María introduce en el hospital estatal de Zemunik a cuatro de sus hermanas.

26 de enero: firma la primera petición dirigida a Pío XI, para obtener el “Decretum Laudis” y luego la aprobación definitiva de su Congregación por la Santa Sede.

Al mismo tiempo, a comienzos de este año y a instancia del administrador municipal y del médico del pueblo, Dr. Krstinic, abre una “cocina para los escolares” donde se servían hasta trescientos platos para los niños más pobres del pueblo natal.

4 de mayo: en Split, logra de la administración regional una ayuda de dinero para el orfanato de Blato, 1.500 dinares mensuales para año escolar 1932-1933.

En los primeros días de agosto colabora con las hermanas en la organización del Congreso Eucarístico del decanato de Korcula toma parte en él.

4 de agosto: bajo la presidencia del obispo, Mons. Carevic, celebra el cuarto Capítulo general de la Congregación y María es reelegida como Superiora General por cuarta vez.

22 de agosto: recibe otra ayuda en dinero de sus compatriotas emigrados a Estados Unidos.

Durante el verano se levanta una pequeña casa en Prizba, que el obispo, Mons. Carevic, bendice el 8 de agosto.

13 de octubre: en Zagreb, calle Vlaska, asiste a la inauguración y bendición de la nueva residencia de las hermanas en los edificios, propiedad del arzobispado.

1933

El Papa Pío XI abre el “Año Santo” y María, con sus hermanas y connacionales lo vive en una manera muy devota y singular.

En el verano, visita a todas las casas de la Congregación.

4 de diciembre: María parte de Blato, pasando por Split, Sibenik y Preko, llega al pueblo de Ugljan situado sobre la isla del mismo nombre. Allí recibe en uso un antiguo convento de los franciscanos, en el que las hermanas entraron el 10 de diciembre con participación y gozo del obispo de Sibenik, Mons. Jerónimo Mileta. (Hoy es propiedad de la Congregación).

El 24 de diciembre llega a la Casa Madre de regreso de Ugijan.

1934

19 de marzo: abre una casa en Split, vecina a la iglesia parroquial de San Pedro.

Del 14 de mayo al 3 de julio: visita las casas de la Congregación.

8 de septiembre: inaugura en Zagreb un internado para las jóvenes universitarias y estudios secundarios, llamado “Casa Bauer”, calle Marticeva.

16 de septiembre: inaugura en Odra, pueblo cercano a Zagreb, la “Casa de María” con la bendición del arzobispo, Mons. Ante Bauer.

1935

5 de enero: abre una casa en Vinagora, región de Hrvatsko Zagorje, donde los aldeanos con su párroco, Ivan Vukina, construyen un convento para las religiosas y sus obras.

1 de febrero: firma la primera “Relación quinquenal” sobre la situación de la Congregación y la manda a Roma por conducto del obispo de Dubrovnik en verano del mismo año. Cumple con la visita canónica anual en todas las casas de la Congregación.

Del 15 de octubre al 13 de noviembre: tiene un curso de espiritualidad en la Casa Madre para las hermanas responsables de toda la Congregación.

30 de diciembre: envía una carta circular a sus hermanas que acompaña un opúsculo intitulado “Contrato espiritual del alma con Dios” de san Carlos Borromeo, que ella tradujo del italiano al croata.

1936

15 de enero: María recibe de Argentina una carta del padre Leonardo Ruskovic en la que le pide que envíe veinte religiosas para actividades misionales.

11 de marzo: las primeras siete “Hijas de la Misericordia” parten de Blato para la Argentina. María las acompaña hasta el puerto de Split; después queda en Split unos días y visita al obispo, Mons. Clemente Bonifacio.

23 de junio: nueva visita canónica anual desde Split hasta Zagreb y Subotica. Vuelve a Zagreb y de aquí va a Rogaska Slatina (termas) para un breve descanso.

Del 25 de agosto al 23 de octubre: continúa su visita canónica.

30 de diciembre: envía por medio del Ordinario de Dubrovnik a la Sagrada Congregación de Religiosos, Roma, treinta ejemplares de las Constituciones en latín.

1937

27 de abril: un nuevo grupo de diez hermanas “Hijas de la Misericordia” parte para Argentina y María las acompaña hasta Split.

15 de julio: va a Zagreb, visita a las hermanas y trata de conseguir un terreno en Sestine para construir un colegio.

Del 6 de julio al 6 de agosto y del 14 de agosto al 30 del mismo mes:  busca vigor para sus fuerzas en Sveti Kriz, la parte montañosa de la región eslovena.

8 de septiembre: vuelve a la Casa Madre por vía Zagreb-Split.

1938

5 de abril: sale de nuevo de la Casa Madre y comienza a visitar algunas casas. Vía Smokvica va a Dubrovnik para hacer la visita al obispo, Mons. Carevic; luego a Opuzen, Spiit, Zagreb, Vinagora: pasando por Tabor-Grad, un viejo castillo de la nobleza Ratkav (Croacia). Regresa a Zagreb y visita al arzobispo Mons. Stepinac quien le promete bendecir la casa de Sestine. El 22 de abril emprende el regreso para la Casa Madre.

28 de abril: María acompaña hasta Split a otro grupo de cuatro hermanas destinadas a Argentina. Continúa el viaje hasta Zagreb, a donde llega el 5 de mayo.

8 de mayo: presencia la apertura y la bendición de la casa nueva casa de  la Congregación en Sestine-Zagreb. Al mismo tiempo se cierra la casa de Prekrizje y el 12 de mayo está en la Casa Madre.

Del 25 al 27 de junio: se celebra el quinto Capítulo General en Blato, bajo la presidencia del obispo Mons. Carevic. María es reelegida Superiora General por otro sexenio.

Del 13 de julio en adelante: visita las casas de Spiit, Zagreb, Sestine, va a Ivanic-Grad muy cerca de Zagreb, donde solicitaran el envío de religiosas para una nueva fundación. La apertura tuvo lugar el 21 de agosto del mismo año.

6 de agosto: asiste a la apertura de una nueva casa en Tabor-Grad.

Del 7 de agosto al 8 de septiembre: toma un descanso en Zagreb.

30 de septiembre: acompaña desde Blato a Split el cuarto grupo de cinco hermanas que parte para Argentina.

Otoño (septiembre-octubre): emprende trabajos de construcción en la Casa Madre y comienza a recoger sus Directivas y Enseñanzas (del año 1936 en adelante).

1939

Durante los primeros días de este año participa en la “Cruzada contra la blasfemia y la propaganda de la secta llamada católicos antiguos” en Blato.

10 de Julio: firma el contrato con el que la Casa Madre recobra la planta baja y el terreno a su alrededor, como propiedad de la Congregación, pues hasta ahora pertenecía a la parroquia. (Esto pudo hacerlo porque había vendido una casa que le pertenecía por herencia en Prigradica, a orillas del mar).

Del 13 de julio al 3 de septiembre: visita las casas en Split, Zagreb y sus alrededores y también en Subotica.

Entre el 9 y el 18 de septiembre: retira sus hermanas de Veles y Opuzen, Yugoslavia. Con esto quedaron cerradas las dos casas.

23 de setiembre: empieza la visita en Dalmacia a las casas de Zemunik, Ugijan, Preko y en breve tiempo se encuentra de nuevo en la Casa Madre.

Del 10 al 24 de noviembre: toma parte en la peregrinación nacional croata a Roma, bajo la dirección del arzobispo, Mons. Stepinac.

Del 12 al 20 de diciembre: se retira a la casa de “Dom Zdravlja” de

Blato, donde hace sus ejercicios espirituales.

1940

Al principio del año empezó a preparar lo necesario para el viaje a la Argentina y trabaja febrilmente en ordenar los documentos necesarios para la aprobación de las Constituciones y de la Congregación por la Sagrada Congregación para los Religiosos.

26 de marzo: pide al obispo de Dubrovnik, Mons. Carevic, permiso para ir a la Argentina, en visita canónica de las hermanas.

22 de abril: envía a todas las hermanas de la patria una carta circular de despedida y el opúsculo “Flor del alma”.

26 de abril: se despide de las hermanas de la Casa Madre y parte hacia Split para continuar el viaje a Buenos Aires el 28 de abril.

20 de mayo: llega a Buenos Aires en la nave italiana “Vulcania”, en calidad de inspector a bordo para los inmigrantes croatas.

26 de mayo: con sus hermanas toma la clínica Bazterrica.

Del 5 al 18 de junio: tiene un curso de conferencias para las Superioras y  sus vicarias en Tropezón, provincia de Buenos Aires, entonces casa central de la Congregación en Argentina.

6 de agosto: en la misma casa organiza la Vestición religiosa y la profesión perpetua de algunas hermanas.

1941

31 de enero: firma un contrato con el obispo de Villarrica de-la República del Paraguay, en el que se obliga a abrir una casa de la Congregación en Ybycuí, diócesis de Villarrica.

18 de febrero: emprende el penoso viaje de Buenos Aires a Asunción, Paraguay, y a Ybycuí.

1 de marzo: presencia la bendición de la capilla, de la morada de las hermanas y del colegio en Ybycuí.

9 de marzo: vuelve a Buenos Aires.

25 de marzo: establece el aspirantado de la Congregación en el Barrio de Suboficiales, Campo de Mayo, provincia de Buenos Aires.

15 de agosto: recibe la primera carta de la patria, Croacia, la que dejó en 1940. (Esta demora fue causada por la segunda guerra mundial).

 

1942

Del 3 al 22 de enero: pasa con las hermanas de María Auxiliadora en la zona austral de Argentina, tomando un descanso necesario.

4 de mayo: instala sus hermanas en el hogar de no videntes “San José” en Santos Lugares, provincia de Buenos Aires.

13 de septiembre: se bendice la piedra fundamental de la futura casa central en Caseros, provincia de Buenos Aires.

1943

11 de enero: acompañada por una hermana, parte para la zona austral a descansar.

28 de abril: participa en la bendición de la piedra fundamental de la continuación de la edificación en Caseros, provincia de Buenos Aires (a cinco cuadras de Tropezón).

Septiembre: hace la visita canónica a las hermanas de Paraguay.

1944 26 de junio: en el 25° aniversario de la Congregación, recibe de la Santa Sede el “Decreto de Alabanza”.

18 de noviembre: abre una nueva casa en Asunción, parroquia de “San Roque”.

20 de noviembre: introduce a las hermanas en el Hospital Militar de  Asunción, Paraguay.

1945

19 de noviembre: las hermanas de la Casa Madre de Blato, reciben de Argentina la primera carta de María después de la guerra. Describe el gran campo de trabajo y la necesidad de tener más hermanas de la patria.

En este y los siguientes tres años se concentraba en la nueva preparación espiritual y técnica de sus jóvenes hermanas y candidatas a la vida religiosa. En estos años se han construido la casa central de Caseros, la capilla semipública de “Cristo Rey” en el mismo lugar y el colegio que lleva el mismo nombre.

1948

16 de abril: María se compromete, con el Obispado de Paraná, regentear en su dirección y mantenimiento el colegio de “Cristo Rey” de Basavilbaso, Entre Ríos, Argentina.

31 de octubre: el reverendo padre Carlos Balic, ofm, bendice la nueva capilla de “Cristo Rey” de Caseros. El mismo le da referencias acerca de las posibilidades de abrir nuevas casas en Chile.

1949

13 de febrero: parte en avión de Buenos Aires a Chile, para abrir, el 20 de febrero, la primera casa de la Congregación en la isla de Chiloé, en la ciudad de Castro.

1950

22 de enero: abre otra casa en Chile, en el pueblo de San Enrique, llamada Betania y visita la isla de Castro.

25 de marzo: abre la tercera casa en Chile, el colegio de “San José”, en la periferia de la capital. Queda en Santiago de Chile hasta mediados de abril.

1951

11 de enero: hace la visita canónica a las hermanas de Chile; el 2 de febrero abre el noviciado en la casa de Betania, San Enrique.

9 de marzo: por enfermedad, vuelve de improviso de Chile a Buenos Aires.

12 de mayo: la Sagrada Congregación de Religiosos e Institutos Seculares de Roma, firma el decreto, por el cual se prorroga “para tiempo indeterminado” el superiorato general de María.

25 de julio: con Sor Luciana, parte en avión de Buenos Aires a Roma.

2 de agosto: llegan de Croacia a Roma las hermanas Sor Gabriela Telenta y Sor Branislava Franulovic.

12 de agosto: las cuatro toman parte en la audiencia concedida por

Pío XII.

7 de septiembre: María visita con el padre Carlos Balic al Cardenal Clemente Micara, a quien piden que acepte ser Protector de la Congregación de las “Hijas de la Misericordia”. Lo acepta en toda su plenitud.

9 de septiembre: firma la compra-venta de la futura Casa Generalicia en Roma, Via di Porta Maggiore, 38. El 14 de setiembre da el Cardenal Micara el “exsequatur” correspondiente.

17 de octubre: vuelve a Argentina. Llega a Buenos Aires el 19 de octubre tras un viaje aéreo bastante dificultoso.

1952

16 de marzo: las “Hijas de la Misericordia” entran en la nueva Casa Generalicia de Roma; siete llegaron de Croacia y tres de América del Sur.

De abril hasta fines de junio: María se halla enferma en Buenos Aires. Su madre muere el 3 de mayo, en Croacia, a los noventa y tres años de edad.

Luego en julio visita todas las casas de Argentina y el 12 de agosto en Caseros, da a las hermanas la última conferencia de despedida.

13 de agosto: parte en barco de Buenos Aires para Italia. Llega a Génova el 29 de agosto y a Roma por tren, en la madrugada del 30 de agosto.

10 de octubre: envía a todas las hermanas una carta circular, inculcándoles la propagación del rezo del Santo Rosario diario y, como se había empezado ya en América Latina, trabaja también en Italia por la “Cruzada del Santo Rosario”.

12 de octubre: logra una mejoría en su salud, que atribuye a los méritos y oraciones del capuchino italiano padre Pío de Pietralcina, a quien había escrito, encomendándose.

16 de octubre: presenta a la Sagrada Congregación de Religiosos nuevos escritos y documentos con miras a la aprobación definitiva de la Congregación y de las Constituciones (Crón. A. L., pp. 202-203).

25 de octubre: en la fiesta de “Cristo Rey” celebra el establecimiento oficial de la Casa Generalicia en Roma, Via di Porta Maggiore, 38.

21 de noviembre: María comunica a las hermanas, que se ha establecido el Consejo General de la Congregación y la Santa Sede lo ha confirmado. Ella ha sido confirmada Superiora General “por tiempo indeterminado”.

1953

12 de enero: En Roma, padece una grave alteración cardíaca.

2 de febrero: presencia la primera Vestición religiosa en la Casa Generalicia de Roma.

25 de marzo: aunque delicada, presencia la bendición de la piedra fundamental del primer edificio de Torlupara, Roma,

13 de mayo: viaja hacia el norte de Italia, Asti-Rocchetta Tanaro para abrir una casa, sin haberse realizado.

8 de setiembre: visita el santuario mariano “Madonna del Buon Consiglio” de Genazzano, a cuarenta y cinco kilómetros al este de Roma.

13 de noviembre: va a la Congregación romana de los Religiosos para visitar a Mons. Roberto Sposetti.

15 de diciembre: las “Hijas de la Misericordia” abren la primera casa en Perú, tomando a cargo la Clínica “Delgado” de Miraflores, Lima.

1954

13 de enero: llega a Roma la hermana menor de María, Milka Petkovic y están juntas hasta el 5 de mayo. En este período, María está preparando la nueva “Relación quinquenal”, pero el 30 de enero padece la hemorragia cerebral con la parálisis parcial (la mano izquierda paralizada y la pierna que sólo podía mover con cierta dificultad).

30 de abril: va a Torlupara, Mentana, Roma, donde se imponía el difícil problema del agua, de la que dependía la continuación de las obras de la construcción. Se encuentra el agua mediante un pozo artesiano, el 7 de mayo.

19 de junio: va a Valmontone, cuarenta kilómetros al este de Roma, donde uno de los párrocos del lugar ofrece trabajo a las hermanas en  la parroquia. Al mismo tiempo trabaja en completar el “Directorio” y el Manual de las oraciones, para ser presentados a la Sagrada Congregación  de los Religiosos y aprobados por la misma.

15 de julio: es internada en la clínica romana “Bastianelli” por una semana para el tratamiento de la mencionada parálisis.

22 de agosto: se termina la traducción de las Constituciones en idioma croata.

23 de agosto: se presenta por primera vez a María el padre Andrés Doglia, jesuita italiano, nombrado por la Sagrada Congregación de los Religiosos como Asistente eclesiástico de la Congregación, quien comienza luego, el 27 de agosto, la “visita canónica” que dura tres días. Para María fue ésta una sorpresa, una “prueba”, por la que tendrá que orar y sufrir mucho.

10 de septiembre: el padre Doglia preside por primera vez la reunión del Consejo General.

25 de septiembre: el padre Doglia preside una segunda sesión del Consejo  General y eso se repite también cinco días más tarde.

4 de octubre: apertura de la casa de “San José” para ancianos en Castagnole, Monferrato, Italia.

6 de octubre: el padre Doglia hace una visita a María y aquí muestra gran comprensión acerca de ella y su Congregación.

17 de octubre: llegan dos religiosas de Sudamérica.

En noviembre el padre Doglia comunica que la sagrada congregación de los religiosos suspende el Capítulo General y quiere que se reúna un “Consejo General”, en el que intervendrán dos representantes de las hermanas  croatas y dos de América del Sur y que, entonces, la Sagrada  Congregación de los Religiosos nombraría los nuevos miembros del Consejo General de la  Congregación.

18 de noviembre: las “Hijas de la Misericordia” comienzan a trabajar en el Hospital IPS, filial “San Francisco”, en Asunción, Paraguay.

24 de noviembre: desde Croacia llegan a Roma las hermanas Gabriela Telenta y Branislava Franulovic.

Del 9 al 11 de diciembre: se reúne en la Casa Generalicia de Roma el “Consejo General”, presidido por el padre Doglia. En este Capítulo fueron dadas para ayudantes a la Superiora General Sor María de Jesús Crucificado Petkovic, como Vicaria General Sor María Emiliana Belic y Secretaria General Sor María Branislava Franulovic.

27 de diciembre: el padre Doglia, formado el “Consejo General”, firma una petición dirigida al Cardenal Valeri, Prefecto de la Congregación de los Religiosos, para la aprobación definitiva de las Constituciones de las “Hijas de la Misericordia”.

1955

14 de enero: María visita al Cardenal Micara y le pide su valimiento ante la Sagrada Congregación de los Religiosos en favor de la aprobación definitiva de las Constituciones de la Congregación.

8 de mayo: se despide para siempre de Sor Gabriela Telenta, que volvía de Roma a Croacia, ya padeciendo de un mal incurable.

11 de mayo: el Cardenal Micara es nombrado por el Papa Pío XII, Protector de la Congregación de las “Hijas de la Misericordia”, como lo solicitó la Madre Fundadora.

Del 30 de junio al 14 de septiembre: María se traslada a Grottaferrata, huésped de las franciscanas Misioneras de María, en plan de descanso.

2 de agosto: la Congregación abre el jardín de infantes de la Sagrada Familia en Castagnole Monferrato, Piamonte.

Del 29 de septiembre al 6 de octubre: María se detiene en Piamonte a visitar las dos casas de la Congregación, pasando previamente por Loreto, para orar en aquel milagroso lugar.

Del 23 al 31 de octubre: participa en la conferencia, dada por el padre Lombardi a las Superioras Generales, en “Domus Mariae” de Roma.

20 de noviembre: asiste a la bendición solemne de la primera casa y capilla de Mentana, propiedad de la Congregación.

1956

21 de enero: María es honrada con la visita del conocido jesuita italiano muerto en fama de santidad, padre Félix Capello, a quien había escrito el año anterior.

El 5 de junio, por un breve tiempo, Maria se hospeda de nuevo en Grottaferrata para un descanso.

6 de diciembre: la Sagrada Congregación de los Religiosos aprueba definitivamente las Constituciones y confirma la Congregación de las “Hijas de la Misericordia” de Derecho Pontificio.

1957

Del 27 de diciembre de 1956 al 9 de enero: María da un curso de conferencias para las superioras locales en la casa central de Roma.

2 de enero: envía a dos de sus Consejeras a la Congregación de los Religiosos a pedir que se añada a las Constituciones generales la “Recomendación Conclusiva” de María, que lleva la fecha del 25 de marzo de 1957.

25 de marzo: celebra con numerosas hermanas, eclesiásticos y fieles, en la Basílica romana de Santa Cruz, la aprobación definitiva de las Constituciones y de la Congregación.

29 de marzo: muere en la Casa Madre de Blato, isla de Korcula, Sor María Gabriela Telenta, la primera colaboradora y Vicaria General de María.

11 de mayo: se edita la primera traducción croata de las Constituciones.

Del 5 de mayo al 10 de junio: María reside en la filial de Mentana, tomando un necesario descanso.

3 de julio: parte de Roma para Castagnole Monferrato, para visitar a las  hermanas.

30 de julio: visita a Asís y Loreto.

5 de agosto: la Congregación abre la casa y el colegio de Nuestra Señora del Pilar en Azuara, cerca de Zaragoza, España.

25 de septiembre: el franciscano padre Inocencio Zrinjski es nombrado nuevo “Asistente eclesiástico” de las “Hijas de la Misericordia”, en reemplazo del padre Doglia, quien falleció en un accidente.

Del 4 al 7 de octubre: María participa en Roma a las reuniones del “Centro de voluntarios del sufrimiento”, del que era miembro desde 1955.

1958

2 de enero: participa en la inauguración de la Clínica Geriátrica “Torlupara” en Mentana, e introduce a sus hermanas en el trabajo administrativo y el cuidado de los enfermos.

20 de marzo: la Sagrada Congregación de los Religiosos aprueba el “Directorio”. María lo envía el 22 de marzo a las casas de la Congregación.

6 de abril: las “Hijas de la Misericordia” abren la casa de Nuestra Señora de Lourdes en La Paloma, Uruguay.

8 de junio: el arzobispo de Zagreb, Mons. doctor Francisco Seper, visita a María en la Casa Generalicia de Roma.

Del 77 de Julio al 3 de septiembre: María pasa en la filial de Mentana.

1 de noviembre: envía a sus hermanas una carta circular sobre la “Gloria eterna”.

3 de noviembre: la Congregación compra una nueva casa en Zagreb, la cual, por deseo de María, es llamada “Casa de la Santísima Trinidad”, Via Malinova, 4.

1959

13 de febrero: María dirige a la Congregación una carta circular sobre la educación de la juventud.

6 de marzo: parte para Montefiascone, para tratar si se podrá tomar el cargo de la Clínica.

19 de marzo: con miles de enfermos participa en una audiencia del Papa Juan XXIII.

25 de marzo: celebra el 40° aniversario de la Congregación.

16 de abril: en la Basílica de San Juan de Letrán, toma parte en la conmemoración de los 750 años de la aprobación de la primera Regla de san Francisco de Asís.

8 de junio al 22 de agosto: reside en Mentana.

31 de agosto: parte de Roma para Zagreb, Yugoslavia, acompañada de dos hermanas. Llega felizmente el 1 de septiembre.

6 de noviembre: visita las hermanas de la casa de Sestine-Zagreb y el 21 del mismo mes va a Ivanic Grad, unos vienticinco kilómetros de Zagreb.

24 de septiembre: se traslada de Zagreb a Split, región de Dalmacia y el 25 continúa el viaje por barco a Blato, Casa Madre.

25 de septiembre: después de diecinueve años, reencuentro de María con la Casa Madre, con sus hijas espirituales en la cuna de la Congregación, con sus familiares y el pueblo natal.

21 de octubre: deja para siempre la ciudad de Blato, casa cuna y vuelve por Korcula-Split a Zagreb el 23 de octubre.

22 de noviembre: parte de Zagreb para Roma, por tren y llega el día siguiente, 23 de noviembre, esperada con mucha alegría por sus hermanas.

7 de diciembre: su estado de salud delicada se agrava. Sube la presión arterial y el corazón se debilita.

3 de diciembre; en la Casa Madre de Blato, sale el primer número de la revista Lancic (Cadenita), dedicado a la visita de María a las hermanas de Croacia.

1960

2 de febrero: empeoramiento de la salud de María.

20 de febrero: firma la petición dirigida a la Sagrada Congregación de los Religiosos, para obtener el permiso de convocación del Capítulo General de la Congregación, para elegir nueva Superiora General. La respuesta afirmativa llega el 4 de marzo.

25 de marzo: con numerosas superioras generales de Institutos de ambos sexos toma parte en la audiencia del Santo Padre Juan XXIII. El mismo día su Congregación inaugura el Colegio “Nuestra Señora de las Gracias” en Melchor Romero, arquidiócesis de La Plata, Argentina.

6 de abril y 6 de mayo: visita la filial de Mentana.

18 de mayo: recibe la visita del obispo de Dubrovnik, Mons. Pablo Buturac (Yugoslavia).

1 de junio: firma la carta circular de convocación del Capítulo General para el mes de enero de 1961.

6 de junio: recibe la visita del obispo de Pula-Porec, Mons. Dragutin Nezic (Yugoslavia).

Del 24 al 30 de julio: hace ejercicios espirituales en Mentana, con las hermanas.

16 de octubre: recibe la visita de Mons. Matija Zvekanovic, obispo de Subotica, Yugoslavia.

9 de diciembre: renueva y firma su “Testamento Espiritual”; el 28 de diciembre firma también el testamento acerca de sus bienes en favor de la Congregación.

1961

17 de enero: el Cardenal Clemente Micara, Protector de la Congregación, nombra al padre Inocencio Zrinjski para Presidente del Capítulo General de las “Hijas de la Misericordia”.

Del 18 al 20 de enero: las veintiuna participantes del Capítulo General hacen ejercicios espirituales, dirigidos por el jesuita croata padre Esteban Tumbas. María da cada día una conferencia.

23 de enero: apertura oficial del Capítulo. María de Jesús Crucificado lee el acto de renuncia al servicio de Superiora General. El Presidente la absuelve del cargo.

26 de enero: clausura del Capítulo General; al día siguiente María da una conferencia a las participantes del Capítulo.

3 de febrero: firma una carta circular, en la que recomienda a las hermanas la primera sucesora y la guarda del espíritu de la Congregación.

9 de febrero: el Cardenal Valeri, Prefecto de la Sagrada Congregación de los Religiosos, firma el decreto por el que María de Jesús Crucificado es nombrada “Superiora General Emérita”.

17 de mayo: María recibe la visita del obispo de Ancud, del sur de Chile.

Del 14 de agosto al 2 de octubre: reside en la filial de Mentana, Roma.

29 de octubre: apertura de la casa de la “Virgen del Carmen” en Maipú, en la periferia de Santiago de Chile.

1962

1 de mayo: apertura de dos nuevas casas: de San José Obrero en Vajska y de Nuestra Señora de las Gracias en Novi-Sad, Yugoslavia.

30 de mayo: María entrega a sus hermanas un nuevo “Manual de Oraciones”  que se usará en la Congregación.

Setiembre y octubre: recibe visitas de varios obispos que participan en el Concilio Vaticano II.

En febrero se agrava nuevamente su delicado estado de salud, causado por el aumento de presión arterial.

1963

25 de marzo: apertura del Hogar para la Infancia “Nuestra Señora de la Misericordia” en Puente Piedra, Perú.

4 de abril: aunque enferma, María asiste a la bendición de la primera piedra del nuevo edificio para el colegio de los niños en Mentana, Torlupara, Roma.

9 de abril: apertura de la casa dedicada a la “Reina del mundo” en Kali, isla de Ugljan, Dalmacia.

9 de junio: María se encuentra para descansar en Mentana, Torlupara, Roma.

29 de Junio: las “Hijas de la Misericordia” comienzan a prestar sus servicios en la clínica cardiológica “Pombo”, Buenos Aires, Coronel Díaz 2423.

En el mes de septiembre, el estado de salud de María empeora.

1964

3 de marzo: comienza la actividad de las “Hijas de la Misericordia” en la clínica privada del “Buen Pastor” en Colle Cesarano, cerca de Tívoli, Roma.

12 de marzo: las hermanas del Instituto Geriátrico “San José”. Torlupara, Mentana, constituyen su filial autónoma, al otorgárseles las habitaciones necesarias en el mismo (trabajan allí desde el 2 de enero de 1958 viviendo hasta la fecha en la casa vecina de la Congregación).

10 de julio: María envía a sus hermanas una pequeña obra intitulada “Alabanzas e invocaciones al Eterno Padre” compuesta por ella y adjunta, una circular al respecto.

Hacia fines de este año, María recibe el sacramento de la Unción de los enfermos y el santo Viático.

1965

12 de septiembre: recibe la visita del arzobispo de Zadar (Dalmacia), Mons. Matias Garkovic y del obispo Mario Oblak.

5 de diciembre: la Congregación comienza su actividad en la parroquia de “San José” de Zagreb, Yugoslavia.

1966

7 de julio: se agravan las condiciones de salud de María y el 6 de julio recibe la santa Comunión en forma de Viático.

9 de julio: sábado, a las 16,20 horas, entrega su preciosa alma al Señor.

13 de Julio: la Madre Fundadora, María de Jesús Crucificado Petković es sepultada en “Campo Verano”, cementerio de Roma.

1969

8 de julio: se trasladan los restos mortales del cementerio a la capilla de la Casa Generalicia de Roma.

2003

06 de junio. La Madre María Petković, es beatificada en Dubrovnik  por el Papa, ahora San Juan Pablo II.

Extraído del Libro “Testimonio de Amor” Atanasio Matanic, ofm. Argentina 1982.