Nuestra historia en: https://www.youtube.com/watch?v=XPkF1nkc6Z8

Actividades gracias al Instituto Peruano del Deporte:

Promoción 2009 que misionaron en Puerto Yurinaki: 

madre_francisco

HOGAR DE NIÑAS NUESTRA SEÑORA DE LA MISERICORDIA

“Lo que hicieron con alguno de éstos mis hermanos más pequeños, a mi me lo hicieron a Mí.”  (Mt. 25,40)

“El fin para el cual abrimos Colegios es ganar a los niños para Dios. Convertid vuestros colegios en verdaderos centros misioneros, en focos de amor a Jesus en centros de salvación, de virtudes y de vida cristiana, escuela de formación para la vida.  (Beata María Petković, Enseñanza del 1- 10- 1940).

INICIO:
Esta familia grande, nació, por el año 1959, cuando un grupo de señoritas piadosas, sensibles ante el sufrimiento de tanta niñez en desamparo, se organizaron para reunir a las niñas más necesitadas y brindarles albergue, alimentación y estudio. Así, iniciaron esta obra, invadiendo un arenal al norte de Lima, hoy Km. 37.5 Pan. Norte, Distrito de Puente Piedra.

El 02 de febrero de 1960, se funda oficialmente el Hogar gracias a la gestión del Párroco, P. Alberto Lanata, SSCC. con las dos primeras aulas de clase para las niñas.
Pero, un día sin saber el por qué, el grupo de señoritas abandonaron la obra, posiblemente por las grandes dificultades para llevar adelante el Hogar. Las necesidades eran mucho más de lo que seguramente pensaron. Se retiraron una noche sin comunicar a nadie. Las niñas amanecieron solas y las dos profesoras, que enseñaban en la Escuela, bajo la dirección del Párroco y venían de Puente Piedra, se turnaban en la noche para cuidar a las niñas.

El Párroco y sus sacerdotes buscaban una Congregación Religiosa para que se haga cargo de la obra, eran conscientes que no podían seguir así, la inseguridad, carencia como el agua y la luz, el terreno sin cerco, todas en medio del desierto, hicieron que el Párroco con sus sacerdotes, buscaran una Congregación Religiosa que se hiciera cargo. Las niñas de entonces, cuentan que llegaron varias Congregaciones, pero al ver seguramente la inseguridad y los desafíos que presentaba el Hogar, desistieran. Así la situación se tornaba cada vez más difícil.

La Congregación Hijas de la Misericordia de la TOR de San Francisco, por esos años, trabajaba en la Clínica Delgado de Miraflores y el Centro Médico Naval. Supieron de este Hogar porque un grupo del Comité de Damas de Ancón le invitaron a conocerla y tomar esta obra. La visitaron y viendo que era acorde al carisma de nuestra Familia Religiosa, como es la de brindar cuidado, amor y misericordia a la niñez con más necesidad, y se comunicaron con la Superiora General de entonces: Madre Juliana Franulovic que realizaba la Visita Canónica en América Latina se encontraba en Argentina.

La Madre, luego de las informaciones recibidas y su visita al Perú, al Hogar, viendo la realidad y colocando toda su confianza en Dios Padre que cuida a sus hijas, decide tomar la obra con la venia de nuestra Madre Fundadora, Beata María de Jesús Crucificado Petkovic que todavía vivía. Cuando luego la Madre Juliana regresa a Roma, pensaba en la situación en que dejó a las primeras Hnas. con las niñas, muy preocupada le expuso a la Madre Fundadora, pero ella dijo: “No se preocupe hija mía, si es un Hogar de Niñas, Dios proveerá”, palabras proféticas, porque realmente Dios mantiene esta obra desde sus inicios, suscitando personas generosas que nos ayudan con tanta generosidad y alegría.

Así, esta pequeña obra de Dios floreció en medio del desierto. Nuestra Congregación asumió la obra el 25 de marzo de 1963. Habían decidió dejar la Clínica Delgado y se organizan para el trabajo del Centro Médico Naval y el Hogar.

Desde entonces, se dedican a la atención integral a la niñez y juventud más necesitada, entre los 06 y 18 años de edad, (recibimos solo entre los 6 y 10 años de edad, luego crecen con nosotras) entre huérfanas, abandono de uno o ambos padres, extrema pobreza, y muchas de nuestras niñas provienen del interior de nuestra Patria. Tenemos el Colegio Parroquial Gratuito en los niveles de Primaria, Secundaria, CETPRO y allí estudian todos las niñas.

Nuestras niñas y adolescentes, reciben, una formación integral, en sus dimensiones: humana, espiritual, cultura, intelectual y preparación para el trabajo en uno de los Talleres del CETPRO: Computación, Confecciones con Operatividad de Máquinas Industriales, Manualidades y Panadería y Pastelería. Cuando hay oportunidades, se presentan para exponer lo que han aprendido como en la invitación que nos hizo Oberle Perú para ir al Congreso de la República, pueden verlo en:

Esto es posible gracias a Dios Padre Misericordioso, que suscita benefactores de buen corazón que nos apoyan y así continuamos brindando este servicio de Amor a la niñez y juventud más desprotegida. Nos apoyan espiritual, moral y económicamente: persona e Instituciones que hacen posible brindar a las niñas una educación integral de calidad, a fin de que sean felices constructores de un mundo mejor, del Reino de Dios al que estamos llamados a construir.

Habiendo experimentado el Amor y la Misericordia de Dios Padre, trabajamos para que también ellas experimenten la ternura y Amor de Dios en este Hogar, gran bendición para tantas niñas y jóvenes que van pasando por aquí.

¡Gracias Señor por tu Amor!

¡Gracias hermanos y amigos benefactores!

Su  preparación y deseo de superación les lleva a aceptar las invitaciones para  exponer y vender lo que aprendieron. FELICITACIONES JOVENCITAS. Algunas de estas señoritas ya están en la Universidad gracias a Beca 18.

panader27