405.    A TI MARÍA INMACULADA

A Ti María Inmaculada
brillante estrella de la mar
te invoca el alma desterrada
a tu favor excepcional.

CON AMOR FILIAL
ESCUCHA MADRE M��A
QUIEN SABE YA
CUANDO LLEGARÁ EL FIN,
SI TÚ ME VES EN PELIGRO
ALGÚN DÍA,
MADRE DE DIOS,
APIÁDATE DE MÍ.

Conduce mi barquilla al triunfo,
condúcela a la verdad,
que no desv��e otro camino,
dame tu Amor de seguridad

406.    ACUÉRDATE OH VIRGEN MARÍA

Acuérdate oh Virgen María,
que jamás se ha oído decir,
que ninguno de los que han acudido a Ti,
implorando tu asistencia
y reclamando tus tesoros,
haya sido abandonado de Ti.

OH MARIA, OH VIRGEN MARÍA (4v)

Acuérdate oh Virgen María,
que eres Madre del Amor
y nos amas cuando amamos en el Señor.
Confiados en tu mano,
hoy venimos antes Ti,
con un canto de alegría en el corazón.

407.   ��ALÉGRATE HIJA DE SIÓN

Al��grate hija de Sión,
Yahvé está en medio de Ti.
Alégrate, Alégrate.

TÚ ERES LA GLORIA DE JERUSALÉN,
TÚ LA ALEGRÍA DE ISRAEL,
TÚ ERES EL ORGULLO DE NUESTRA RAZA.

Alégrate llena de Gracia,
El Se��������������or está contigo,
Alégrate, Alégrate.

Bendita eres entre las mujeres
Bendito el fruto de tu vientre,
Alégrate, Alégrate.

408.    ALGO MÁS ES MARÍA

Algo más que una palabra es María,
algo más que un simple nombre de mujer,
es un grito de alegría y esperanza,
es el nombre de una madre y un querer.

MADRE QUE DAS LA VIDA A MI SER,
ERES LA LUZ DE OTRO NUEVO SOL,
QUIERO CANTARTE,
QUIERO DECIRTE LLENO DE FE,
MARÍA, MARÍA, TU ERES LA ESPERANZA,
TU ERES CORAZÓN.

Algo más que una sonrisa es Mar��a,
algo más que un simple sueño en la niñez,
por encima del recuerdo y la añoranza,
es ejemplo de una vida y un nacer.

Algo más que una inspirada melodía,
algo más que la destreza de un pincel,
es la vida, la esperanza, el compromiso,
es presencia del Señor, testigo fiel.

409.    ÁNGELUS

El Ángel del Señor anunció a María,
y concibió por obra del Espíritu Santo.
Dios te salve, Mar��a.

He aquí la esclava del Señor
Hágase en mí según tu Palabra.
Dios te salve, María.

Y el verbo se hizo carne
y habitó entre nosotros.
Dios te salve, María.

410.    ARCILLA ENTRE SUS MANOS

Eres Madre muy sencilla criatura del Señor,
Virgen pobre Madre mía, llena de gracia y Amor.
Fuiste arcilla entre sus manos y el Señor te modeló,
aceptaste ser su esclava, siempre dócil a su voz.

YO QUIERO SER
ARCILLA ENTRE SUS MANOS.
YO QUIERO SER
VASIJA DE SU AMOR
QUIERO DEJAR LO MÍO
PARA ÉL, PARA ÉL.

No entendías sus palabras, pero respondes con Fe,
dejas que su Amor te guíe confiando siempre en Él.
Por su Espíritu de vida, te dejaste transformar,
te abandonas en sus manos para hacer Su Voluntad.

411.    AVE MARIA

¿A que no sabes quién fue el primero, que dijo: Ave María?
pues el Ángel Gabriel cuando vino a decirle a la Virgen María,
que el Señor la eligió, para ser Madre de Jesús Salvador.

AVE MARÍA, LLENA DE GRACIA,
CONTIGO ESTÁ EL SEÑOR (BIS)

¿A que no sabes tú, quién volvió a repetir “Ave María”?
pues su prima Isabel cuando fue a recibir a la Virgen María
inspirada por Dios Isabel descubrió a Jesús en María.
“Bendita Tú entre las mujeres, Bendito tu hijo Jesús”.

Una historia bonita es la de esta Oración “Ave María”,
comenzó con Gabriel y después continuó con la prima Isabel
y nosotros ahora rezamos con Fe, completando la Oración;
“Santa María, Madre de Dios, ruega TU por todos nosotros.”

412.    BENDITA MARIA

BENDITA MAR��A,
LA MADRE DEL SEÑOR,
BENDITA LA LLAMAMOS,
CON TODO EL CORAZÓN.

A una pequeña aldea llamada Nazareth
bajó un ángel del cielo, mensajes a traer.

Dios te Salve Mar����a, Esposa del Señor,
a ti Dios te ha escogido por Madre del Señor.

La Virgen le responde; Esclava soy de Dios
que en mi se cumpla toda la Palabra del Señor.

Con prisa a la montaña, Mar��a corre a ver
a su prima que pronto un hijo va a tener.

Con gozo da la Virgen, las gracias a su Dios,
que ha hecho grandes cosas en ella el Señor.

413.    BLANCA ESTRELLA DE LA MAR

BLANCA ESTRELLA DE LA MAR,
NO ABANDONES MI BARQUILLA,
LL��VALA A SEGURA ORILLA,
LAS TORMENTAS AL BRAMAR.

Pura estrella de la mar,
de tu hermosura atraída,
burla mi barca atrevida,
de las ondas al fragor.

Oh María que temer,
si al oír tu dulce acento,
acalla su rabia al viento,
sosiega el mar su vaivén.

414. BUENA MADRE

Buena Madre estoy aquí,
quiero rezar, te quiero hablar.
Buena Madre has sido tú,
con sencillez, creyente fiel.
En tu regazo quiero estar, cerca de ti.
Como un pequeño te daré, todo mi ser, acéptalo.

/ BUENA MADRE,
NUESTRA BUENA MADRE. / (2)

Buena Madre veo en ti, a la mujer llena de Dios.
Buena Madre por la fe, sabes vivir la oscuridad.
Mira a tus hijos caminar, buscando luz.
Mira la angustia y el dolor,
danos tu fe, acógenos.

415.    COMO PRENDA DE MI AFECTO

Como prenda de mi afecto
yo te ofrezco Madre m��a,
mis angustias y alegrías
y mi pobre corazón.

YO TE DOY DULCE MARÌA
TODO ENTERO EL CORAZÓN (BIS)

Toca a ti cual tierna madre,
alejarlo del pecado y ofrecerle a tu hijo amado,
cual ofrenda de mi amor.

Es verdad que todo es poco,
más mereces Madre mía,
que te doy dulce María,
Solo tengo un corazón.

415.    DIJO QUE SÍ MARÍA

Dijo que sí María, cuando al amanecer,
pudo ofrecer su casa al Santo de Israel.
Era un jardín la Virgen, Dios quiso ser clavel,
nunca  mi pobre tierra fuera tan buen vergel.

Dijo que sí María y al recibirla a Él,
su morada humilde nos acogió también
Madre de Dios y nuestra Virgen de Nazareth,
en tu jardín de amores yo quiero florecer.

Dijo que sí María, cuando al amanecer,
supo que Dios quería en su jardín nacer.
Por Madre la pedía ella le dio su ser,
nunca mi pobre tierra fuera tan buen vergel.

Dijo que si María cuando el amanecer,
Dios la envolvió en su sombra con todo su poder.
De sus entrañas puras el cielo va a nacer,
nunca mi pobre tierra fuera tan buen vergel.

416. DOLOROSA

DOLOROSA, DE PIE JUNTO
A LA CRUZ, TÚ CONOCES
NUESTRAS PENAS, PENAS
DE UN PUEBLO QUE SUFRE. (BIS).

Dolor de los cuerpos que sufren
enfermos, el hambre de gentes que
no tienen pan, silencio de aquellos
que callan por miedo, la pena del
triste que está en soledad.

El drama del hombre que fue
marginado, tragedia de niños que
ignoran reír, la burda comedia de
huecas promesas, la farsa de
muertos que deben vivir.

Dolor en los hombros sin tregua
oprimidos, cansancio de brazos en
lucha sin fin, cerebro lavados a
base de slogans, el rictus amargo
del pobre infeliz.

El llanto de aquellos que suman
fracasos, la cruz del soldado que
mata el amor, pobreza de muchos
sin libro en las manos, derechos
del hombre truncados en flor

417.    EL 13 DE MAYO

El 13 de Mayo la Virgen Mar��a,
bajó de los cielos a Cova de Iría.

AVE, AVE, AVE MARÍA
AVE, AVE, AVE MARIA

A tres pastorcitos la Madre de Dios,
descubre el misterio de su corazón.

Haced penitencia, haced oración,
por los pecadores implorad perdón.

El Santo Rosario constante rezar,
y la paz al mundo , el Se��or dará.

Las modas arrastran al fuego infernal,
vestid con decencia si os queréis salvar.

418.    EL ÁNGEL DEL SEÑOR

El Ángel del Señor anunció a María,
y concibió por obra del Espíritu Santo.

He aquí la Esclava del Señor
Hágase en mí, según Tu Palabra
Y el Verbo se hizo hombre
y habitó entre nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

419.    EL ÁNGEL VINO DE LOS CIELOS

El Ángel vino de los cielos
y a María le anunció
El gran misterio de Dios Hombre,
que a los cielos admiró.

VIRGEN MADRE SEÑORA NUESTRA,
RECORDANDO AL REDENTOR,
TE CANTAMOS TUS HIJOS TODOS
COMO ESTRELLA DE SALVACIÓN.

Yo soy la Esclava del Señor mi Dios,
la Virgen dijo al contestar,
que se haga en Mí según has dicho,
se cumpla en Mí su Voluntad.

Y el Verbo para redimirnos
tomó su carne virginal
vivió hecho hombre entre nosotros,
librándonos de eterno mal.

420.    EL ÁNGELUS

EN MI DIOS, MI SALVADOR
ME SALTA EL ALMA DE GOZO,
PUES EL SANTO Y PODEROSO
HA HECHO EN MI MARAVILLAS
POR SER PEQUEÑA Y SENCILLA.

El Ángel del cielo, anunció a María
que Dios la escogía, toda la tierra callaba,
porque el lirio florecía.

Cómo le tendré, si no estoy casada
y s��lo desposada con el señor San José?
más a mi Dios creeré.

El Ángel contesta: “No  temas, María;
para su venida, te cubrirá con su manto.
El Espíritu Santo”.

Se inclinó la Virgen, con santo temor,
en adoración y respondi��: “Que así sea,
según el Señor lo desea”.

Y el Verbo Divino encontró morada, en Niña guardada;
entre todas las mujeres
una sola inmaculada

421.    EL SEÑOR HIZO EN MI MARAVILLAS

EL SEÑOR HIZO EN MI MARAVILLAS
¡GLORIA AL SEÑOR!

Engrandece mi alma al Señor,
se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador.

Se inclinó a la pequeñez de su esclava;
desde ahora dichosa me dirán todos los siglos.

Maravillas hizo en mí el Poderoso
y Santo es su nombre.

Su bondad de los siglos de los siglos,
para aquellos que le temen.

Desplegó fortaleza su brazo,
dispersó a los soberbios.

Derribó a los potentados de los tronos,
y encumbró a los pobres.

A los hambrientos llenó de bienes,
y a los ricos despidió vacíos.

Acogió a Israel su siervo,
recordando su bondad.

Según habló a nuestros padres,
a favor de Abraham y su linaje para siempre.

Gloria al Padre, al hijo y al Espíritu,
por los siglos de los siglos. Amen

422.    EN EL TALLER DE NAZARETH

En el taller de Nazareth,
pequeño y pobre taller,
en su labor está José
y el niño quiere aprender.

TRABAJA Y CANTA
LA ESPOSA DEL CARPINTERO
Y EL MUNDO ENTERO,
SONRÍE Y CANTA TAMBIÉN.

En el taller de Nazareth,
pequeño y pobre taller,
silencio y paz, amor y fe
Jesús, María y José.

En el taller de Nazareth,
pequeño y pobre taller,
verás a Dios jugar,
crecer, orar y obedecer.

423.    EN EL TRABAJO

EN EL TRABAJO DE CADA DIA,
COMO VIVÍAS Y AMABAS TU,
QUEREMOS MADRE SERVIR AMANDO,
VIVIENDO SIEMPRE JUNTO A JESÚS. (BIS)

En el silencio de cada aldea,
La casa humilde de  Nazareth,
Se va empapando de su ternura,
de su trabajo de amor y fe.

Tu te afanabas como mi Madre,
en mil trabajos que da un hogar.
Mujer humilde de hermosas manos,
encallecidas de trabajar.

Dios quiso honrarte como a ninguna,
con mil encantos enriquecer.
Te hizo humilde, de gracia llena,
trabajadora te quiso hacer.

424.    ESTRELLA Y CAMINO

ESTRELLA Y PRODIGIO DE AMOR
DE TUS MANOS MADRE, HALLAMOS A DIOS.

Todos los siglos están mirando hacia Ti,
todos escuchan tu voz, temblando en un s��,
cielos y tierra se dan en tu corazón,
como un abrazo de paz, ternura y perdón.

Tu nos lo diste en Belén en un pobre portal,
en tu regazo le ven al rey y el zagal.

Tú nos lo diste en la Cruz, altar del dolor,
muerto en tus brazos est�� un Dios Redentor.

Toda la Iglesia con Fe eleva un clamor,
puesto los ojos en Ti, la Madre de Dios,

Puente y sendero de Amor, sublime
Misión la de traernos a Dios en tu corazón.

425.    FELIZ DE TI MARÍA

Feliz de ti María, Hija Santa de Israel,
toda la antigua alianza revive con tu fe.

QUEREMOS HOY HONRARTE,
COMO EL MISMO DIOS TE HONRÓ
Y QUEREMOS AMARTE
COMO JESÚS TE AMÓ.

Feliz de ti María, Madre santa y virginal,
Dios mismo se ha prendado de tu fidelidad.

Feliz de ti María, que cre��ste al Señor,
se cumplirá en tu vida la Voluntad de Dios.

Feliz de ti María que engendraste al Salvador,
eres aún más dichosa por tu obediencia a Dios.

Feliz de ti María, Dios te puso por señal,
para anunciar al mundo la redenci��������n total.

426.��   HOY HE VUELTO

Cuantas veces siendo ni��o te recé.
con mis besos te dec��a que te amaba,
poco a poco con el tiempo alej����ndome
de Ti, por caminos que se alejan me perdí (Bis)

HOY HE VUELTO OH MADRE A RECORDAR,
CUANTAS COSAS DIJE ANTE TU ALTAR
Y AL REZARTE PUEDO COMPRENDER
QUE UNA MADRE NO SE CANSA DE ESPERAR.

Al regreso me encendías una luz,
sonriendo desde lejos me esperabas,
en la mesa la comida aún caliente y el mantel
y tu abrazo en mi alegría de volver. (Bis)

Aunque el hijo se alejara del Hogar,
una madre siempre espera su regreso,
que el regalo más hermoso que a los hijos da el Señor,
es su madre y el milagro de su amor.

427.    HOY TE QUIERO CANTAR

Hoy te quiero cantar, (2)
hoy te quiero rezar, (2)
Madre mía del cielo.

Si en mi alma hay dolor, (2)
busco apoyo en tu amor (2)
y hallo en ti mi consuelo.

Hoy te quiero cantar,
hoy te quiero rezar,
mi plegaria es canción.

Yo te quiero ofrecer
lo más bello y mejor
que hay en mi corazón. (2)

428.    JUNTO A TI MARÍA

Junto a Ti María como un niño quiero estar,
tómame en tus brazos guíame en mi caminar.
Quiero que me eduques que me enseñes a rezar,
hazme transparente lléname de paz.

MADRE, MADRE,
MADRE, MADRE

Gracias Madre mía, por llevarnos a Jes��s,
haznos más humildes tan sencillos como Tú.
Gracias Madre mía por abrir tu corazón,
porque nos congregas y nos das tu Amor.

429.    LA ELEGIDA

Una entre todas fue la elegida
fuiste tú María la Escogida
Madre del Señor,
Madre del Salvador.

MARÍA, LLENA DE GRACIA Y CONSUELO
VEN A CAMINAR CON EL PUEBLO,
NUESTRA MADRE ERES TÚ, ERES TÚ. (BIS)

Ruega por nosotros pecadores en la tierra,
ruega por el pueblo que en su Dios espera,
Madre del Señor,
Madre del Salvador.

430.    LA MIA ANIMA CANTA
(Gen Verde)

LA MIA ANIMA CANTA,
LA GRANDEZZA DEL SIGNORE,
IL MIO SPIRITO ESULTA,
NEL MIO SALVATORE.
NELLA MIA POVERTÀ,
L’INFINITO MI HA GUARDATA,
IN ETERNO OGNI CREATURA,
MI CHIAMERÀ BEATA.

La mia gioia è nel Signore,
che ha compiuto grandi cose in me,
la mia lode al Dio fedele,
che ha soccorso il suo popolo,
e non ha dimenticato,
le sue promesse d’amore.

Ha disperso i superbi,
nei pensieri inconfessabili,
ha deposto i potenti,
ha risollevato gli umili,
ha saziato gli affamati,
e aperto ai ricchi le mani.

431.    LETANÍAS

VIRGEN SANTA, CLAMAMOS A TI

Te ensalzan los ángeles todos,
María clamamos a ti

Te alaban los santos del cielo,
María clamamos a ti.

Te anuncia en su brillo el rocío,
María clamamos a ti,

La aurora sonríe a tu dicha,
María clamamos a Ti.

Te ensalzan los r����os y mares,
María clamamos a ti,

Y aclaman los montes y valles,
María clamamos a Ti.

Protege a tu pueblo en la lucha,
María clamamos a Ti.

Condúcenos Madre a Cristo,
Mar��a clamamos a ti

Bendice, oh Madre a tus hijos,
María clamamos a ti

432.    LOS CIELOS Y LA TIERRA

LOS CIELOS Y LA TIERRA
EN TI SE ENCONTRARÁN,
MARÍA, DULCE ABRAZO,
QUE EL HOMBRE Y DIOS SE DAN.

Las viejas profecías, que hablan del Señor,
nutrían la esperanza de Israel:
la flor que nacería, en tierra virginal,
un Hijo que sería el Emmanuel.

Quien hizo las estrellas,
te vino a mendigar tu carne
y tu latido de mujer.

El Dios omnipotente, no quiso renunciar
al gozo, de acunarse en tu querer.

Los magos y pastores
que fueron al portal,
hallaron en tus brazos a Jesús.
sabemos que a tu lado,
le vamos a encontrar,
lo mismo en la alegría
que en la Cruz.

433.    MADRE BUENA

Madre buena, protege nuestro hogar.
Madre santa, defiende nuestra fe.
Madre pura, haznos mirar a Ti.
Madre querida, deja invocarte así: Oh María.

Eres Virgen y eres Madre también
porque de ti tom�� la humanidad.
El Hombre-Dios que nos vino a salvar.
Perm������tenos poder llamarte así: Oh María.

434. �� ����MADRE DE LOS APÓSTOLES

MARÍA TÚ ERES MADRE,
DE LOS QUE HEMOS DEJADO PADRE Y MADRE,
POR SEGUIR LA LLAMADA DEL SEÑOR,
AYÚDANOS OH MADRE,
A LLEVAR A LOS HOMBRES, EL MENSAJE
DE TU HIJO REDENTOR.

Madre de los apóstoles,
María, aumenta nuestra entrega al Señor,
nuestra fidelidad a la Palabra,
nuestra fe en el poder de la oración.

Madre de los Ap��stoles,
María, incúlcanos el celo abrasador,
que tuvieron un día Pedro y Pablo,
respondiendo a la llamada del Señor.

435.    MADRE DE LOS CREYENTES

MADRE DE LOS CREYENTES,
QUE SIEMPRE FUISTE FIEL,
DANOS TU CONFIANZA, DANOS TU FE.

Pasaste por el mundo en medio de tinieblas,
sufriendo a cada paso la noche de la fe,
Sintiendo cada día la espada del silencio,
a oscuras padeciste el riesgo de creer.

La Fe por el desierto a lomos de un asnillo,
la Fe cuando en las Bodas, Jesús te hizo esperar.
La Fe cuando pensaron que el Hijo estaba loco,
la Fe sobre el Calvario al borde de acabar.

Guardaste bajo llave  las dudas y batallas,
formándose el misterio el pie del corazón;
Debajo de tu pecho de amor inagotable,
la historia se escribía de nuestra Redención.

436.    MADRE DE LOS POBRES

MADRE DE LOS POBRES,
LOS HUMILDES Y SENCILLOS,
DE LOS TRISTES Y LOS NIÑOS
QUE CONFÍAN SIEMPRE EN DIOS.

Tú, la más pobre, porque nada ambicionaste,
tú, perseguida, vas huyendo de Belén.
Tú, que en un pesebre ofreciste al Rey del cielo,
toda tu riqueza fue tenerle sólo a Él.

Tú, que en sus manos sin temor te abandonaste,
tú, que aceptaste ser esclava del Señor,
vas entonando un poema de alegría:
Canta, alma mía, porque Dios me engrandeció.

Tú, que has vivido el dolor y la pobreza,
tú, que has sufrido en las noches sin hogar.
Tú, que eres madre de los pobres y olvidados,
eres el consuelo del que reza en su llorar.

437.    MADRE DE NUESTRA ALEGRÍA

MARÍA TÚ QUE VELAS JUNTO A MI
Y VES EL FUEGO DE MI INQUIETUD,
MARÍA MADRE, ENSÉÑAME A VIVIR
CON RITMO ALEGRE DE JUVENTUD.

Ven Señora a nuestra soledad,
ven a nuestros corazón,
a tantas esperanzas que se han muerto,
a nuestro caminar sin ilusión.

Ven y danos la alegría
que nace de la fe y del amor,
el gozo de las almas que conf��an,
en medio de esfuerzo y del dolor.

Ven y danos tu esperanza
para sonreír en la aflicción,
la mano que del suelo nos levanta,
la gracia de la paz en el perdón.

Ven y danos confianza,
sonrisa que en tu pena floreció
sabiendo que en la duda y las tormentas,
jamás nos abandona nuestro Dios.

438.    MADRE DE NUESTRA AMERICA

Madre de los pobres, de los peregrinos,
te pedimos por América Latina.
Tierra que visitas con los pies descalzos,
apretando fuerte un Niño en tus brazos.

AMÉRICA DESPIERTA,
SOBRE LOS CERROS DESPUNTA,
LA LUZ DE UNA MAÑANA NUEVA.
DÍA DE LA SALVACIÓN, QUE YA SE ACERCA
SOBRE LOS PUEBLOS QUE ESTÁN EN TINIEBLAS,
HA BRILLADO UNA GRAN LUZ.

Luz de un Niño fr����gil, que nos hace fuertes,
luz de un Niño pobre, que nos hace ricos,
luz de un Niño esclavo, que nos hace libres,
esa luz que un día nos diste en Belén.

Madre de los pobres, hay mucha miseria,
porque falta siempre el pan en muchas casas,
el pan de la verdad, falta en muchas mentes,
el pan del amor, falta en muchos hombres

439.    MADRE DEL REDENTOR

RECIBE SANTA MARÍA
EL SALUDO DE GABRIEL,
Y APIÁDATE DE NOSOTROS
PEREGRINOS DE LA FE.

Madre del Redentor, Virgen fecunda,
que eres Puerta de Dios,
Faro en el mar, ven a ayudar al pueblo
que tropieza y quiere caminar.

Virgen llena de Dios, Madre Admirable,
que engendraste en tu seno al Creador;
Tú que el dolor conoces,
ten clemencia del pobre pecador.

440.��   MADRE DEL SALVADOR

Aceptando nuestra carne
Cristo nos redimió,
y la luz nació en María,
madre del Salvador. (bis)

ES LA LUZ QUE
NACE EN LA OSCURIDAD,
ES EL DIOS CON NOSOTROS,
SU FUERZA TRIUNFA DEL MAL. (BIS)

Conviviendo con los hombres
Cristo nos redimió.
En silencio le seguías,
Madre del Salvador. (bis)

El murió luchando por el amor;
a los pobres del pueblo les ofreció su verdad. (bis)

El amor venció a la muerte,
Cristo nos redimió.
te alegrabas con su triunfo,
Madre del salvador. (bis)

441.��   MADRE DEL SILENCIO

Como una tarde tranquila,
como un suave atardecer,
era tu vida sencilla
en el pobre Nazareth;
y en medio de aquel silencio,
Dios te hablaba al corazón.

VIRGEN MARIA, MADRE SEL SEÑOR.
DANOS TU SILENCIO Y PAZ
PARA ESCUCHAR SU VOZ.

Enséñanos Madre buena,
cómo se debe escuchar
al Señor cuando nos habla
en una noche estrellada,
en la tierra que dormida
hoy descansa en su bondad.

Y sobre todo, Mar��a,
cuando nos habla en los hombres,
en el hermano que sufre,
en la sonrisa del niño,
en la mano del amigo,
y en la paz de una oración.

442. MADRE DE NUESTRA ALEGRÍA

MARÍA, TÚ QUE VELAS
JUNTO A MÍ; Y VES EL
FUEGO DE MI INQUIETUD;
MARÍA, MADRE, ENSÉÑAME
A VIVIR CON RITMO
ALEGRE DE JUVENTUD.

Ven, Señora, a nuestra soledad,
ven a nuestro corazón, a tantas
esperanzas que se han muerto, a
nuestro caminar sin ilusión.
Ven y danos la alegría, que nace
de la fe y del amor, el gozo de las
almas que conf��an en medio del
esfuerzo y del dolor.

Ven y danos tu esperanza para
sonreís en la aflicción, la mano
que del suelo nos levanta, la gracia
de la paz en el perdón.
Ven y danos confianza, sonrisa
que en tu pena floreció sabiendo
que en las dudas y las tormentas
jamás nos abandona nuestro Dios.

443. ��  MADRE MÍA QUE ESTÁS EN LOS CIELOS

Madre mía que estás en los cielos,
envía consuelo a mi corazón.
Cuando triste, llorando te llame,
tu mano derrame feliz bendición.

Luna bella de eternos fulgores
Manojo de flores, de aroma inmortal,
embalsama mi pecho y mi mente
y alumbra mi frente, y alumbra mi frente
tu luz celestial.

Siempre oh Madre, tu amparo reciba,
en tanto que viva, en tanto que viva, am��ndote a Ti.

444.    MADRE ÓYEME

Madre óyeme mi plegaria es un grito en la noche,
Madre, mírame en la noche de mi juventud.
Madre, sálvame mil peligros acechan mi vida,
Madre, lléname de esperanzas de amor y de fe.

Madre guíame en la sombra no encuentro el camino.
Madre, llévame que a tu lado feliz cantaré.
Madre, una flor, una flor con espinas es bella.
Madre un amor, un amor que ha empezado a nacer.

Madre sonreír, sonreír, aunque llore en el alma.
Madre, construir, caminar aunque vuelva a caer.
Madre, sólo soy el anhelo y la carne que luchan.
Madre, tuyo soy y en tus manos me vengo a poner.

445.    MARIA DE MI NIÑEZ

Cuando era pequeño, muy pequeño,
recuerdo que siempre junto a mi cama,
Juntaba las manos y de prisa rezaba
más rezaba como quien amaba.
Las Ave Mar������as yo rezaba
y siempre comía unas palabras
y a veces cansado me queda dormido,
más dormía como quien amaba.

AVE MARÍA DE MI SEÑOR,
EL TIEMPO PASA Y NO VUELVE ATR��S,
SIENTO NOSTALGIAS DE AQUELLOS DÍAS,
CUANDO DORMÍA PENSANDO EN TI.
AVE MARIA, MADRE DE DIOS (bis)

Después fui creciendo, fui creciendo,
y eché en el olvido mis oraciones,
llegaba a mi casa disgustado y cansado
y de hablarte nunca me acordaba.
Anduve dudando hoy recuerdo,
de cosas divinas que me enseñaban,
en mi estaba muerto aquel niño inocente,
mis caminos de Ti se alejaban.

Tu Amor es muy grande, no se acaba,
la Madre no olvida al que se marcha.
Hoy llego a mi casa disgustado y cansado
pero rezo como ayer rezaba.
Las mismas palabras que ahora rezo,
a veces me olvido y hasta me duermo,
no importa dormirme sin rezar lo debido,
Más está mi corazón contigo.

446.    MARÍA DE NAZARETH

María de Nazareth, María me cautivó,
hizo más fuerte mi fe y por hijo me adoptó.
Hay veces que yo me pongo a pensar,
y sin percibir me voy a rezar,
y mi corazón se pone a cantar
a la Virgen de Nazareth.
Doncella que Dios amó y escogió,
Madre de Jesús el Hijo de Dios;
María que el pueblo entero eligió,
Señora y Madre del amor.

AVE MARÍA, AVE MARÍA,
AVE MARÍA, MADRE DE DIOS.

María a quién quiero yo,
María llena de amor, no hay otra mujer igual,
Madre pura del Señor.
En cada mujer que en tierra creció, un poco de Dios
María dejó, un sueño de Madre
Mar����������a plantó, para conseguir la paz.
María que hizo a Cristo hablar,
María que hizo a Jesús caminar,
María que vive siempre en mi Dios,
María del pueblo mío.

447. MAR����A AUXILIADORA

Una tarde caminando en cualquier parte
sin pensarlo sin pensar que pasara
confundido y sin tener a quien hablarle
muy cansado yo me puse a llorar

“Que te pasa?” me dijo una voz muy suave
que al mirar me pareció algo irreal
no te asustes ven aquí para que hables
soy María Auxiliadora de la Paz

Y MIS OJOS NO LLORARON MÁS
POR EL MUNDO ORAMOS JUNTOS
PORQUE NO HAYAN MÁS INJUSTOS
ALEJÁNDOSE ME DIJO ” VOLVERÉ!”(BIS)

448.    MARÍA MÚSICA DE DIOS

Me quedé sin voz con qué cantar,
y mi alma abatida, dormida se quedó
y pensé para mí, me pondré en sus manos,
manos de Madre, me dejaré en su Amor.

Y TU MARÍA, HAZME MÚSICA DE DIOS,
Y TU MARÍA, AFINA TÚ LAS CUERDAS
DE MI ALMA, ALELUYA, AMEN.

María acompaña Tú mi caminar,
yo solo no puedo, ayúdame a andar.
Y pensé para mí, me pondré en sus manos,
manos de Madre, me dejaré en su Amor.

449.    MARÍA, OH MADRE MÍA

MARÍA OH MADRE MÍA,
MARÍA REINA DEL CIELO
MARÍA, TU HIJA SOY.

Todo el cielo, hoy te canta,
porque al mirarte, estás llena de Amor,
porque eres Madre del cielo,
y aún del pecador;
contemplándote hoy día
tu belleza y tu fulgor.

450.    MARIA TESTIGO

DICHOSO QUIEN EN SU VIDA,
VIVE COMO VIVIÓ MARÍA, (BIS)
SIEMPRE AMANDO A LOS DEMÁS,
SIEMPRE SIRVIENDO A LOS DEMÁS. (BIS)

Con tu entrega permitiste
que nos acompañe Dios,
y creciendo El a tu lado
compartía nuestra vida.

En tu canto de alabanza
retrataste nuestro mundo,
donde siempre los pequeños
del Señor son preferidos.

Que sigamos la Palabra
de Dios Padre que nos ama,
por María todos sepan
que su amor a todos llega.

451.    MARIA TÚ

María Tú, humilde esclava del Señor.
María Tú, la que dijiste Sí al Señor.
María Tú, ahora ves llevando una Cruz,
al que acunaste en tu regazo
y en tus dos brazos amamantaste,
ahora vas llevando una cruz.

María Tú, cae tu alma gota a gota.
María Tú, viendo a tu Hijo en esa hora.
María Tú, cuando le clavan manos y pies
al que Tú viste riendo y jugando
y trabajar junto a José
ahora le clavan manos y pies.

María Tú, que noche negra aprieta el alma.
María Tú, lámpara alerta espera el alba
María Tú, Cristo ya cuelga por malhechor,
dobla la frente contra el ocaso,
¡ay! que fracaso del corazón,
hemos clavado al Liberador
María Tú, junto a la Cruz está paciente.

María Tú, hasta que brote la simiente.
María Tú, salta la piedra y se enciende el sol,
brota la tumba del traspasado,
Resucitado porque el Señor vencido ha sido el aguijón.
María Tú, humilde esclava del Señor
María Tú, la que creíste en el Amor. MARIA TÚ.

452. ��  MARÍA TÚ ERES MI MADRE

MARÍA, TÚ ERES MI MADRE
MARÍA TÚ ERES MI AMOR
MARÍA MADRE M��A
YO TE DOY MI CORAZÓN (BIS)

María cuyo nombre
es música más suave
que el cántico del ave
y que del agua el son.
Tu nombre será fuente
donde beba el alma mía
Y halle la alegría
mi pobre corazón.

453.    MI ALMA GLORIFICA AL SEÑOR

MI ALMA GLORIFICA AL SEÑOR MI DIOS,
GOZASE  MI ESPÍRITU EN MI SALVADOR,
ÉL ES MI ALEGRÍA, ES MI PLENITUD,
ÉL ES TODO PARA MÍ.

Ha mirado la bajeza de su sierva,
muy dichosa me dirán todos los pueblos,
porque en mí ha hecho grandes maravillas,
el que todo puede, cuyo Nombre es Santo.

Su clemencia se derrama por los siglos,
sobre aquellos que le temen y le aman,
desplegó el gran poder de su derecha,
dispersó a los que piensan que son algo.

Derribó a los potentados de sus tronos,
y ensalzó a los humildes y a los pobres,
los hambrientos se saciaron de sus bienes,
y alejó de sí vacíos a los ricos.

Acogió a Israel su humilde siervo,
acordándose de su misericordia,
como había prometido a nuestros padres,
A Abraham y descendencia para siempre.

454.    MILES DE ERMITAS

Miles de ermitas pequeñitas,
cobijan tu imagen Señora
campanas que el Ángelus rezan,
paisajes que cantan�� y lloran,
más sé que prefieres y añoras,
la ermita de mi corazón,
temblores de paz en el alma,
el eco de una oración.

AVE MARÍA,
AVE MARÍA (bis)

Miles de jóvenes llevan,
tu nombre bonito Mar��a,
miles de jóvenes lucen
tu encanto que es flor y alegría,
por dentro el alma se llena,
de vida, de dicha y amor,
te llevan María en el nombre,
te llevan en el corazón.

Miles de pájaros cantan,
el día que está amaneciendo,
estrellas que encienden la noche,
el mar, la sonrisa y el viento.
Son muchas las cosas hermosas
que hizo el poder del Señor,
Tú eres la flor más bonita
la estrella que brilla mejor.

455.    MORADA DE LA LUZ

CELEBREMOS UNIDOS A LA VIRGEN MARÍA
PORQUE ESTÁBAMOS CIEGOS,
Y NOS DIO LA LUZ DEL DÍA
PORQUE ESTÁBAMOS TRISTES
Y NOS DIO LA ALEGRÍA.

Mujer tan silenciosa y encumbrada,
ahora más que el sol,
Tú nutres con la leche de tu pecho,
al que es tu Creador.

Lo que Eva, en una tarde misteriosa
buscando nos perdió,
Tú, Madre, lo devuelves florecido,
en fruto Salvador.

456.    NOMBRE DULCÍSIMO

Nombre dulcísimo, nombre de amores,
en Ti confían los pecadores.

CANTAN LOS ����NGELES Y EL ALMA MIA,
AVE MARIA, AVE MARIA.

Tu nombre es néctar es ambrosía,
tu nombre embriaga el alma mía.

457.   ��NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES

Hoy quiero cantarte Señora de los Ángeles,
reina soberana, madre celestial,
yo soy una alondra que ha puesto en ti su nido,
viendo tu hermosura, te reza su cantar.

LUZ DE LA MAÑANA,
MARÍA, TEMPLO Y CUNA,
MAR DE TODA GRACIA,
FUEGO, NIEVE Y FLOR.
PUERTA SIEMPRE ABIERTA,
ROSAS SIN ESPINAS,
YO TE DOY MI VIDA,
SOY TU TROVADOR.

Salve surco abierto donde Dios se siembra,
e eligió por madre Cristo el Redentor.
Salve esclava y reina, virgen Nazarena,
casa, paz y abrazo para el pecador.

458.    OH MARIA MADRE MÍA

OH MARÍA MADRE M������A,
OH CONSUELO DEL MORTAL,
AMPARADME Y GUIADME
A LA PATRIA CELESTIAL.

Con el ��ngel de María
las grandezas celebrad
transportados de alegría
sus finezas publicad.

Salve Júbilo del cielo,
del Excelso dulce imán
salve hechizo de este suelo,
Triunfadora de Satán.

Quien a Ti ferviente clama,
Halla gloria en el penar,
pues tu nombre luz derrama,
gozo y bálsamo sin par.

De sus gracias tesorera,
la nombró tu Redentor,
con tal Madre y Medianera,
nada temas pecador.

Pues te llamó con fe viva,
Muestra oh Madre tu bondad,
A mi vuelve compasiva,
Tu mirada de piedad.

Hija fiel quisiera amarte
y por Ti no más vivir
y por premio de ensalzarte,
ensalzándote morir.

459.    ÓYENOS MADRE

��YENOS MADRE DE CRISTO,
ÓYENOS MADRE DE DIOS,
ESTA CANCIÓN QUE TUS HIJOS
TE DIRIGIMOS CON NUESTRO AMOR.

Porque sabemos que con gran amor de Madre,
cuidas a quienes te invocan de corazón,
por eso ahora te entonamos nuestro canto
para alabarte y pedir tu intercesión.

En esta vida de alegrías y problemas
tenemos, siempre que luchar con decisión;
ayúdanos a combatir con fortaleza,
para acercarnos más y más al Dios Amor.

Tú muy bien sabes que nosotros pecadores,
necesitamos de una Madre como tú,
para alcanzar de nuestro Dios Misericordia
y en esta vida tener gracia, paz y luz.

460.   ¿ QUIEN SERÁ?

¿Qui��n será la mujer que a tantos inspiro
poemas bellos de amor?.
Le rinden el honor, la música, la luz,
el mármol, la palabra y el color.
Quien será la mujer
que el rey y el labrador,
invocan en su dolor,
el sabio, el ignorante,
el pobre y el señor
el santo al igual que el pecador.

MARÍA ES ESA MUJER
QUE DESDE SIEMPRE EL SE��OR LA PREPARÓ
PARA NACER, COMO UNA FLOR EN EL JARDÍN
QUE A DIOS ENAMORÓ.

Quién será la mujer radiante como el sol,
vestida de resplandor,
la luna a sus pies, el cielo en derredor
y ángeles cantándole su amor.
Quién será la mujer
humilde que vivió,
en un pequeño taller,
amando sin milagros,
viviendo de su fe,
la esposa siempre alegre de José.

461.    QUIERO DECIR QUE SI

Quiero decirte que sí, como Tú María,
como tú, un día, como tú, Mar��a.
Quiero decirte que Sí.(4)

Quiero negarme a mí, como t��, María,
como tú, un día, como t��, María.
Quiero negarme a mí.(4)

Quiero entregarme a El, como tú, María,
como tú, un día, como tú, María.
Quiero entregarme a El.(4)

Quiero decirte que sí, como tú, María,
como tú, un día, como tú, María.
Quiero decirte que Sí.(4)

462.    QUIERO DULCE MARIA

Quiero dulce María,
tus glorias hoy cantar
entonando mis labios
tu nombre celestial.

AVE MARIA, AVE MARIA
OYE MADRE QUERIDA
LA DULCE MELODÍA.
AVE MARIA, MARIA.

Eres Madre la estrella
que anuncia al Señor,
con tu vida de entrega
y Amor al Padre Dios.

Siempre oh Madre querida,
nos llenas Tú de luz
reflejando sin mancha
a Dios y a Jesús.

463.    QUIERO SER COMO TÚ

QUIERO SER COMO TÚ, MARÍA,
QUIERO SER COMO TÚ. (BIS)

Dijiste Si al Padre, aunque no comprendías,
enséñanos a servir como Tú Madre y Amiga.
Viviste siempre alerta al dolor de los hombres,
enséñanos a vivir como Tú, Madre y Amiga.

Eres la gran orante, con Amor y alegría,
enséñanos a vivir como Tú, Madre y Amiga

464.    REGINA CAELI

Regina caeli, laetare, ALLELUIA,
quia quem meruisti portare, ALLELUIA,
resurrexit sicut dixit, ALLELUIA.
Ora pro nobis Deum, ALLELUIA.

465.    SÁLVAME, VIRGEN MAR����A

SÁLVAME VIRGEN MARÍA,
SÁLVAME TE IMPLORO CON FE;
MI CORAZÓN EN TI CONFÍA,
VIRGEN MARÍA, SÁLVAME (BIS)

Mil enemigos, Virgen María,
de Ti, me quieren apartar,
a Ti se acoge el alma mía,
que sólo Tu puedes salvar.

Haz que a tus plantas virginales,
mi corazón descanse en paz,
hasta que logre ver un día,
en el Edén tu dulce faz.

466.    SALVE MARÍA

SALVE, SALVE, CANTABA MARÍA
QUIÉN MÁS PURA QUE TÚ, SÓLO DIOS,
Y EN EL CIELO UNA VOZ REPETÍA:
MÁS QUE TÚ SÓLO DIOS, SÓLO DIOS.

Con torrentes de luz que te inundan,
los arcángeles besan tus pies,
las estrellas tu frente circundan
y hasta Dios complacido te ve.

Pues llamándote, pura y sin mancha,
de rodillas los mundos están
y tu espíritu arroba y ensancha,
tanta fe, tanto amor, tanto afán.

467.    SALVE, REGINA

Salve, Regina, Mater misericordiae:
vita, dulcedo, et spes nostra, Salve.
Ad te clamamus exsules filii Evae.
Ad te suspiramus, gementes et flentes,
in hac lacrimarum valle.
Eia, ergo, advocata nostra,
illos tuos misericordes oculos ad nos converte.
Et lesum, benedictum fructum ventris tui,
nobis post hoc exsilium ostende.
O clemens, o pia, o dulcis Virgo Maria.

V. Ora pro nobis, Sancta Dei Genitrix.
R. Ut digni efficiamur promissionibus Christi.

468. SANTA MARÍA DE LA ESPERANZA

SANTA MARÍA DE LA
ESPERANZA, MANTÉN EL
RITMO DE NUESTRA
ESPERA, MANTÉN EL
RITMO DE NUESTRA
ESPERA.

Nos diste al esperado de los pueblos,
mil veces prometido en los profetas
y nosotros de nuevo deseamos
que vuelva a repetirnos sus promesas.

Brillaste como aurora del gran día
plantaba Dios su tienda en nuestra pueblo.
Y nosotros soñamos con su vuelta,
queremos la llegada de su reino.

Viviste con la cruz de la esperanza
tensando en el amor la larga espera.
y nosotros buscamos con los hombres
el nuevo amanecer de nuestra tierra.

Esperaste, cuando todos vacilaban
el triunfo de Jesús sobre la muerte.
y nosotros esperamos que su vida
anime nuestro mundo para siempre.

469.    ¡SALVE, SEÑORA!

Salve Señora, Reina del Cielo,
Madre y consuelo del pecador;
vida y dulzura, esperanza nuestra,
Puerta segura de salvación.

A TI OH MADRE TODOS CANTAMOS,
Y TE ENTREGAMOS EL CORAZÓN,
EN ESTE DIA SOLO PEDIMOS,
NOS DES A TODOS TU BENDICIÓN.

María, Virgen del mar, estrella,
Tú eres Oh Madre todo mi amor,
c��mo no amarte si eres tan bella,
si eres la Madre del mismo Dios.

Hoy te suplico Reina del cielo;
Madre querida del pecador
que aunque yo peque no me abandones,
bríndame, Oh Madre tu protección.

470.    SANTA MARIA

Santa María Reina del cielo,
no te olvides de mí.
Abre mis ojos para ver la verdad,
haz que mis manos nunca abracen el mal.

ALÉJAME DE AQUEL LUGAR,
DE AQUEL LUGAR EN QUE TÚ NO ESTÉS,
A LO QUE ES TUYO ACÉRCAME
Y NO ME DEJES NUNCA MÁS.

Te ofrezco mis pobres lágrimas,
a cambio de un poco más de fe,
Oh Reina de los Ángeles,
Oh Reina del Amor.
Haz de mis labios, una oración nada más
haz de mis brazos una cruz sin final.

471.    SANTA MARIA DE LA ESPERANZA

SANTA MARIA DE LA ESPERANZA
MANTÉN EL RITMO DE NUESTRA ESPERA.

Nos diste al Esperado de los tiempos,
mil veces prometido, en los profetas
y nosotros, de nuevo deseamos,
que vuelva a repetirnos sus promesas.

Brillaste como aurora del gran día,
plantaba Dios su tienda en nuestro suelo
y nosotros soñábamos con su vuelta
queremos la llegada de su Reino.

Viviste con la Cruz de la esperanza,
pensando en el amor, la larga espera
y nosotros buscamos con los hombres,
el nuevo amanecer de nuestra tierra.

Esperaste cuando todos vacilaban,
el triunfo de Jesús sobre la muerte
y nosotros esperamos que su vida,
anime nuestro mundo para siempre.

472.    SANTA MARÍA DEL AMÉN

MADRE DE TODOS LOS HOMBRES,
ENSÉÑANOS A DECIR AMÉN.

Cuando la noche se acerca
y se oscurece la fe

Cuando el dolor nos oprime
y la ilusión ya no brilla.

Cuando aparece la luz
y nos sentimos felices.

Cuando nos llegue la muerte
y Tú nos lleves al cielo.

473.    SANTA MARÍA DEL CAMINO

Mientras recorres la vida
Tú nunca solo estás,
contigo por el camino
Santa María va.

VEN CON NOSOTROS AL CAMINAR
SANTA MARÍA VEN (bis)

Aunque te digan algunos,
que nada puede cambiar,
lucha por un mundo nuevo
lucha por la verdad.

Si por el mundo los hombres
sin conocerse van,
no niegues nunca tu mano,
al que contigo está.

Aunque parezcan tus pasos
inútil caminar,
tú vas haciendo camino,
otros lo seguirán.

474.    SANTA MARIA DEL CAMINO
(J. Espinosa)

Mentre trascorre la vita,
solo tu non sei mai,
Santa Maria del cammino,
sempre sarà con te.

VIENI, O MADRE, IN MEZZO A NOI,
VIENI, MARIA, QUAGGI��:
CAMMINEREMO INSIEME A TE VERSO LA LIBERT��.

Quando qualcuno ti dice:
“Nulla mai cambierà”,
lotta per un mondo nuovo,
lotta per la verità!

Lungo la strada la gente,
chiusa in se stessa va;
offri per primo la mano
a chi é vicino a te.

Quando ti senti ormai stanco
e sembra inutile andar,
tu vai tracciando un cammino;
un altro ti seguirà.

475.    SIN PAR ES TU GLORIA

Sin par es tu gloria,
pues de Ti nació,
el Dios de la Hostia,
cautivo de Amor.

DANOS OH MARÍA,
FUERZA, AMOR Y LUZ,
EN EL PAN DE VIDA,
DANOS A JESÚS.

Prepara oh María,
nuestro coraz��n,
a ser cada día,
de Jesús mansión.

T�� eres el Camino
que nos lleva a Dios,
al ser elegida,
Madre del Señor.

Tú Madre bendita,
nos llenas de luz,
reflejas sin mancha
A Dios y a Jesús.

Tú eres la estrella
que nos muestra el sol,
la pronta venida
de Dios Salvador.

476.    TANTAS COSAS

Tantas cosas en la vida nos ofrecen plenitud
y no son más que mentiras, que desgastan la inquietud.
Tú has llenado mi existencia al quererme de verdad,
yo quisiera madre buena amarte más.

En silencio escuchabas la Palabra de Jesús,
y la hacías pan de vida meditando en tu interior.
La semilla que ha ca��do ya germina y está en flor,
con el corazón en fiesta cantaré.

AVE MARÍA, AVE MARÍA,
AVE MARÍA, AVE MARÍA.

Desde que yo era muy niño has estado junto a mí,
y guiado de tu mano aprendí a decir sí.
Al calor de la esperanza nunca se enfrió mi fe,
y en la noche más oscura fuiste luz.

No me dejes, Madre mía, ven conmigo al caminar.
Quiero compartir mi vida y crear fraternidad.
Muchas cosas en nosotros son el fruto de tu amor.
La plegaria más sencilla cantaré.

477.    TIENEN TUS OJOS MADRE

TIENE TUS OJOS MADRE TANTA BONDAD,
QUE AL MIRARLOS ME INUNDO DE GOZO,
ME INUNDO DE PAZ.

Son tus ojos tan bellos María,
son fuente de vida, de luz y de Amor.
¡Ah! Mirarlos yo pueda en mi extrema agonía
y volarme por ellos a Dios.

Cuando mis ojos cierren ¡Oh Madre, el dolor!
De mi lado no apartes tu manto, Bendito de amor
que ocultándome, Madre, ese manto,
será mi mortaja más bella al morir.

478.     TOTA PULCHRA ES MARIA

Tota pulchra es, Maria,
tota pulchra es, Maria,
et macula originalis non est in te,
et macula originalis non est in te.

Tu gloria Ierusalem,
tu laetitia Israel,
tu honorificentia populi nostri,
tu advocata peccatorum,
o Maria, o Maria.

Virgo prudentissima,
mater clementissima,
ora pro nobis,
intercede pro nobis
ad Dominum Iesum Christum.

479.    TÚ NO ERES ASÍ

No me gusta María cómo te pintan,
vestida de seda, encajes y perlas,
tú no eres así, tú no eres así.

No me gusta Mar��a esa tu casa
tapices, alfombras y un reclinatorio,
tú no eres así, tú no eres así.

TÚ ERES POBRE,
TU CASA ERA POBRE,
POBRE LA ALDEA Y
POBRE ERA JOSÉ.
POBRE TU HIJO
DIOS CARPINTERO
TODO ERA POBRE
NAZARETH.

No me gusta María, cómo te pintan,
así de rodillas y juntas las manos,
t�� no eres así, tú no eres así.

No me gusta María verte tan sola,
cerrados los ojos y el rostro pintado,
tú no eres así, tú no eres así.

No me gusta María cómo te pintan,
vestida de dama del renacimiento,
tú no eres así, t�� no eres así.

480.   ����UN DIA DE CIELO

Un día del cielo un ángel
a una Virgen habl��,
le dijo si aceptaba
ser madre del mismo Dios.
La Virgen dijo humilde:
Esclava soy del Señor
Y Dios se hizo hombre
y el hombre se hizo Dios.

AVE MARÍA  (3V)

De pie en el Calvario
María a su Hijo ofreció
y a todos los redimidos
por hijos ella aceptó,
y así surgió la Iglesia
y así surgió el amor.

Un día en cuerpo y alma,
María al cielo subi��
llevada por el deseo
de ver a su Hijo y Señor.
Los ángeles se conmovieron
al verla tan cerca de Dios,
por eso en todo el mundo
le cantan de corazón.

481.    UN DIA LA VERÉ

Un día la veré, con célica armonía,
las glorias de María dichosa cantaré.

UN DÍA AL CIELO IRÉ
Y LA CONTEMPLARÉ (BIS)

Un día la veré es el cantar del alma,
que mi tormento calma y aliento da a mi fe.

Un día la veré, la Santa Eucaristía
revela al alma mía, que el cielo alcanzaré.

Un día la veré en la radiante gloria,
con himnos de victoria su nombre ensalzaré.

482.    UN MANDAMIENTO DE AMOR

Un mandamiento de Amor,
Jesús nos llama a vivir,
esta es la única fuerza
para el mundo construir.
A ti maría seguimos
para el amor encarnar
así la iglesia de cristo
todo el mundo unirá.

OH JESÚS NUESTRO AMOR QUÉDATE (bis)
SI TE QUEDAS CON NOS, SI TE QUEDAS CON NOS,
NUESTRA VIDA POR SIEMPRE SERÁ
UN CAMINO DE AMOR

Este camino es la cruz
única fuente de luz
que llevará a cumplimiento el
testamento de Jesús.
Amaos unos a otros
como YO mismo os amé
ése será el distintivo
del que amigo quiere ser.

483.    VENID Y VAMOS TODOS

VENID Y VAMOS TODOS
CON FLORES A PORFÍA
CON FLORES A MARÍA,
QUE MADRE NUESTRA ES.

De nuevo aquí nos tienes,
purísima Doncella,
más que la luna llena,
postradas a tus pies. (Bis)

Venimos a ofrecerte
las flores de este suelo,
con cuanto amor y anhelo,
Señora, tú lo ves. (Bis)

Por ellas te pedimos,
si no lo desmerecemos
las que en la gloria crecen
en cambio Tú nos des. (Bis)

También te presentamos,
cual más sinceros dones,
rendidos corazones
pues tú ya lo posees. (Bis)

Y todas te pedimos,
¡Oh! Madre cariñosa,
en la mansión gloriosa,
nos des tu para bien. (Bis)

También te suplicamos,
que seas nuestro amparo
y nuestro excelso faro,
que siempre luz nos dé. (Bis)

Tu poderosa mano
defiéndanos, Señora,
y siempre desde ahora
a nuestro lado estés.

484.    VIRGEN DEL CARMEN BELLA

Virgen del Carmen bella,
Madre del Salvador,
de tus amantes hijos,
oye el cantar de Amor.

DIOS TE SALVE MARÍA,
DEL CARMEN BELLA FLOR;
ESTRELLA QUE NOS GUÍAS,
HACIA EL  SOL DEL SEÑOR (2).

Somos un pueblo en marcha
en busca de la luz;
guíanos, Madre nuestra,
llévanos a Jesús.

Haznos cristianos, Madre,
Cristianos de verdad:
Hombres de fe sincera,
De viva caridad.

485.    VIRGEN DEL SILENCIO

Como una tarde tranquila
como un suave atardecer
era su vida sencilla en el pobre Nazareth,
y en medio de aquel silencio
Dios le hablaba al corazón.

VIRGEN MARÍA, MADRE DEL SEÑOR
DANOS TU SILENCIO Y PAZ
PARA ESCUCHAR SU VOZ (BIS)

Enséñanos Madre buena
como se debe escuchar,
al Señor cuando nos habla
en una noche estrellada, en la tierra
que dormida hoy descansa en su bondad.

Y sobre todo María
cuando nos habla en los hombres,
en el hermano que sufre, en la sonrisa del niño
en la mano del amigo
en la paz de una oración.

486.    VIRGEN INDIA

Virgen Morenita, Virgen Milagrosa,
Virgen Morenita te elevo mi cantar,
son todos en el valle devotos de tus ruegos,
son todos peregrinos Señora del lugar.

Virgen Morenita, India fue tu cuna,
porque India Tú naciste por la Gracia de Dios
así somos esclavos de tu bondad Divina,
así somos esclavos de tu infinito Amor.

ASÍ SERÁ VIRGEN MIA,
MERECES EL RESPETO Y LA VENERACIÓN
POR ESO YO TE CANTO
Y TE ELEVO MI PLEGARIA
Y PIDO QUE ESCUCHES
MIS RUEGOS POR FAVOR.

Virgen Morenita, Santa Inmaculada
Virgen Morenita, Señora del lugar,
Tú gozas del respeto y cariño de tus hijos,
así los peregrinos te rezan en tu altar.

Virgen Morenita, India te llamamos
porque India Tú naciste por la Gracia de Dios,
Así somos esclavos de tu bondad Divina,
así somos esclavos de tu infinito amor.

487.    VIRGENCITA DE CAAKUPÉ

Ya las caravanas de los promeseros,
ascienden las lomas de Caacupé,
campanas de bronce tocando a oraciones
llaman a los fieles con un dulce canto para el “ñembo é”.

Virgencita santa, recuerdo que un día,
con salmo en los labios hasta ti llegué,
y allí de rodillas en tu Santuario con fervor creyente
como el peregrino, yo también oré.

OH VIRGENCITA DE LOS MILAGROS,
TÚ QUE ERES BUENA, OYE MIS RUEGOS
QUIERO PEDIRTE,
QUE TUS PERDONES LLEGUEN A MI.
CAUDAL DE HECHIZOS Y DE TERNURAS
HAY EN TUS OJOS QUE SON AZULES
COMO ESTE CIELO QUE CUBRE
EL SUELO DONDE NACÍ.

Como un misterio de leyenda sacra,
de un tiempo remoto que no ha de volver,
evoco la imagen que es la de mi raza
de estirpe serrana, Virgencita de Caacupé.

Un d��a quisieron llevarte muy lejos,
pero en un milagro dijiste tové,
desde entonces ciego, creyente sincero
tu pueblito humilde, Virgencita Santa se postr�� a tus pies.

488.    YO CANTO AL SEÑOR

Yo canto al Señor porque es grande,
me alegro en el Dios que me salva;
feliz me dirán las naciones,
en mi descansó su Mirada.

UNIDOS A TODOS LOS PUEBLOS,
CANTAMOS AL DIOS QUE NOS SALVA.

El hizo en mí obras grandes,
su amor es más fuerte que el tiempo;
triunfó sobre el mal de este mundo,
derriba a los hombres soberbios.

No quiere el poder de unos pocos,
del polvo a los pobres levanta,
dio pan a los hombres hambrientos,
dejando a los ricos sin nada.

Libera a todos los hombres,
cumpliendo la eterna, promesa,
que hizo a favor de su pueblo,
los pueblos de toda la   tierra.

489.   ��ZDRAVO DJEVO
P. Perica, Smolka

Zdravo Djevo, svih milosti puna,
vječnog sunca ogrnu te sjaj.
Oko čela zvjezdana ti kruna,
ispod nogu stenje pakla zmaj.

RAJSKA DJEVO, KRALJICE HRVATA,
NAŠA MAJKO, NAŠA ZORO ZLATA,
ODANIH TI SRCA PRIMI DAR,
PRIMI ČISTE LJUBAVI NAM ŽAR.

Blažena si, jerbo sva si čista,
zmijin dah ne okuži ti grud!
Zvijezda sreće i nama da blista,
noći grijeha mrak rasprši hud!