Domingo de la Pascua de la Resurrección

a) ¡Es verdad, Cristo resucitó! Gloria eterna a Ti, que eres vencedor de la muerte y del infierno. A Ti que eres la alegría del cielo y de la tierra y el Salvador del mundo, gloria te sea dada en el Padre. ¡Oh Cristo resucitado, Te agradezco por el inmenso amor que nos tienes! Te amamos y queremos cumplir tu santa voluntad. (Cuad 15; 1960)

b) Alégrense, hijas queridas, porque Cristo ha resucitado. Con su resurrección demostró que es verdadero Dios y verdadero hombre y nos ha confirmado su divino poder. Como sus esposas, alégrense y mírenlo con santo orgullo. Y yo como vuestra indigna madre, os felicito, porque sois sus amadas esposas. Cuando tengan que sufrir, recuerden que después del Viernes Santo viene la Resurrección. (E. 01.04.1945)

c) Ha resucitado, no está aquí (cfr. Mt 28,6), dijo el Ángel  dirigiéndose a las mujeres. Ha ido al Padre para preparar un lugar donde llevará a sus esposas. Alégrense, porque vendrá el feliz momento de la beatitud eterna, donde podrán mirarlo cara a cara y descansar en su regazo, en su corazón. (Circ. 1929)

 

Comentarios

comments