APROBACIÓN NOMBRE DE LA DELEGACIÓN DEL PERÚ

“SANTA ROSA DE LIMA”

Las Hnas. en la Delegación Peruana, damos gracias a Dios por  todos sus beneficios y hoy en forma particular porque, nuestra Superiora General, Madre Emila Barbaric y su Consejo, a pedido de las Hnas. que la integramos ha nominado como Protectora de la Delegación a nuestra querida Santa Rosa de Lima.

Nos ha enviado el Decreto que, entre otras cosas nos dice:


 


 Con el Prot. Nº 373/2011, la Superiora General, Madre Emila Barbaric con el consentimiento unánime de su Consejo, ha concedido el nombre “Santa Rosa de Lima” colocándola bajo su protección a nuestra Delegación en Perú.

Nos exhorta diciendo: "Que el ejemplo de vida de esta gran santa Latinoamericana,  quien amó y testimonió con total radicalidad su entrega a Jesús y a los hermanos más necesitados, sea un modelo en el seguimiento del Señor y las motive a entregarse con más pasión al “Amado”, así como lo hizo nuestra Madre Fundadora, Beata María de Jesús Crucificado Petković, quien también tuvo a la Santa por hermana, protectora y amiga".

Termina dándonos la bendición con el deseo de que la bondad de Dios Padre se derrame sobre cada una de las hermanas que conformamos esta Delegación, las que están y las que vendrán, para que su Reino de amor y misericordia, se siga extendiendo entre los más necesitados en esa tierra.

La Madre General luego nos saluda diciendo:
Hoy llego hasta Uds. para augurarles muchas felicidades por la celebración del Día de vuestra Delegación, que oficialmente, desde este año está puesta bajo el patrocinio de “Santa Rosa de Lima”.
Nuestra Madre Fundadora, Beata María  de Jesús Crucificado Petković, durante su vida, tuvo a Santa Rosa por modelo, guía y protectora, que Ellas, les alcancen las gracias que necesitan para continuar amando al Señor con ardor, entrega y sacrificio, manifestando de modo especial vuestra predilección por los pobres y más necesitados como lo han hecho estas dos grandes Santas.
Santa Rosa de Lima nos enseña con su propia vida lo que significa servir, así lo leemos en su biografía y en el Catecismo de la Iglesia Católica, 2449- El día en que su madre le reprendió por atender en la casa a pobres y enfermos, Santa Rosa de Lima le contestó: "Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos cansarnos de ayudar a nuestro prójimo, porque en ellos servimos a Jesús".
Queridas hermanas, nuevamente les felicito y animo a seguir adelante con la bendición de nuestro buen Padre Dios y la amorosa intercesión de Santa Rosa de Lima.
En Cristo, vuestra

Madre Emila Barbarić
Superiora General

Comentarios

comments