DATOS INFORMATIVOS

DEPARTAMENTO : LIMA

DISTRITO: VENTANILLA

DIRECCIÓN: KM. 37.5 PANAMERICANA NORTE

 

LA COMUNIDAD ESTÁ FORMADA POR

HNA. ELIZABETH LAVERIANO

HNA. ALEJANDRINA AYALA

HNA. GEORGINA QUISPE

HNA. CRISTINA ALVARADO

HNA. OFELIA AVILA

HNA. LUISA MERMA

HNA. ANA MERCADO

HNA. RUT VALVERDE

HNA. VIOLETA CUEVA

HNA. TERESA ZARAVIA

HNA, JOSSY CISNEROS

 

RESEÑA HISTÓRICA DEL HOGAR DE NIÑAS 

Esta hermosa obra nace aproximadamente en 1959, cuando un grupo de señoritas piadosas, sensibles ante el sufrimiento de tanta niñez en desamparo quisieron dar albergue, alimentación y estudio a niñas muy necesitadas y por ello invadieron un arenal al norte de Lima, hoy, Km. 37.5 de la Panamericana Norte.  Oficialmente nació el 02 de febrero de 1960 por el Párroco de Puente Piedra el P. Alberto Lanata y el 11 de abril del mismo año, el Cardenal Juan Landázuri, Arzobispo de Lima bendice la nueva obra de la Iglesia.

El 01 de abril de 1961, es fundada la escuela Primaria por R.M. No 10281, con dos secciones y 59 alumnas, siendo su primer Director el P. Alberto Lanata. Así las niñas que viven en el Hogar pueden estudiar oficialmente con apoyo de dos profesoras enviadas por el Ministerio de Educación

Un día, sin saber el por qué el grupo de señoritas abandonaron la obra, posiblemente por las grandes dificultades para llevar adelante el Hogar, y las dos profesoras, se turnaban en la noche para cuidar a las niñas. Una de ellas es la Sra. Edith Véliz Lomparte, quien cumplió más de 25 años de labor magisterial en nuestra comunidad educativa y se retiró cuando llegó su jubilación.

El Párroco y sus sacerdotes buscaron alguna Congregación Religiosa que se hiciera cargo, pero al presentarse y ver las inseguridades y desafíos que ofrecía (no había agua, luz, el terreno no tenía cerco) desistieron con prudencia haciéndose la situación cada vez más difícil, hasta que un día, el Comité de Damas, que iban a Ancón, que apoyaba la obra desde sus inicios y que conocían a las Religiosas que trabajaban en la Clínica Delgado de Miraflores, informaron a las Hnas. que trabajaban en la Clínica, sobre la existencia del Hogar y sus necesidades, la presencia urgente que requerían para atender a las niñas, suplicaban a las Religiosas para que estudiaran la posibilidad de  hacerse cargo de éste Hogar de Niñas.

Las Hnas. visitaron la Escuela Hogar y tras una serie de estudios y posibilidades, comunicaron lo observado a las Superioras y la Superiora General de entonces, Madre Juliana Franulovic, quien poniendo toda su confianza en Dios Padre que cuida a sus hijas, decide tomar la obra, comunica a la Madre Fundadora María Petkovic, (todavía vivía) dijo: “No se preocupen hijas mías, si es un Hogar de Niñas, Dios proveerá” y  éstas palabras fueron proféticas, porque realmente Dios mantiene esta obra desde sus inicios hasta hoy. Cada día vivimos  esta experiencia maravillosa de que Dios se preocupa de sus hijos.

Así las Hnas, dejan la “Clínica Delgado” y asumen plenamente la responsabilidad el 25 de Marzo de 1963, ayudadas al comienzo por el Comité de Damas de Ancón. Muchas personas generosas ayudan, desde los choferes que transitaban por la Panamericana Norte, dejando óbolo voluntario, así como frutas, verduras y los veraneantes, ropas, juguetes y otros. Así mismo los diversos medios de comunicación de prensa escrita y hablada difundían la obra y despertaban la sensibilidad de diversos benefactores que se hacían presente para ayudar.

Con ayuda del Comité de Damas se levantó una pequeña casa para la Comunidad Religiosa y se cerró el cerco del Hogar. Se fueron construyendo los dormitorios como pabellones para las niñas, el comedor, la “Sombra” lugar, donde se reunían las niñas para los juegos, y estar, porque no había ninguna planta, las primeras Hnas. trabajaron mucho para sembrar, se puede entender que las flores, plantas diversas morían rápidamente por ser zona desértica y salitrosa pero, con amor, tesón lograron vencer, hacer prender las plantas y hoy son hermosos los árboles que dan sombra y cobijo a cuantos llegan.

La Primaria se fue extendiendo cada año, hasta que llegó la época de iniciar la Secundaria, gracias a la gestión de la Hna. Benigna, Superiora del Hogar y Directora del Colegio que gestionó ante el Ministerio de Educación y el apoyo valioso del Dr. Siro Tonani, de la Platería Camusso quien edificó el Primer pabellón que está preparado para tres pisos (tiene ahora dos pisos). A nuestro alrededor se fue poblando con nuevas invasiones por la necesidad de viviendas convirtiéndose en zona marginal del cono Norte de Lima, y así nuestras aulas que eran sólo para las niñas del Hogar se amplió para la Comunidad Local el 06 de Abril de 1967 con el área de Educación Técnica.

Más tarde el terreno se extendió gracias al apoyo incondicional de la Sra. Eva Falcón Alcaldesa de Puente Piedra, quien vendió a un precio simbólico para obtener el título de Propiedad a nombre de la Congregación, responsable de esta obra, fue un gran apoyo para esta obra que se iniciaba.

En 1972, se construye e inaugura la Capilla “Cristo Rey”, construido con gran esfuerzo de la Comunidad, donaciones y arduo trabajo para dar el lugar que le corresponde al Señor Padre Providente que cuida y protege a sus hijos.

Actualmente está cumpliendo 53 años de existencia oficial, y está adecuada como: Colegio Parroquial “Nuestra Señora de la Misericordia” Nº 3720, con los Niveles de Primaria, Secundaria y la Modalidad del CETPRO con cuatro áreas:

 Industria Alimentaria,

 Industria del Vestido,

 Computación e Informática y,

 Manualidades

El principal objetivo de las Religiosas, es brindar una formación Humana, Cultural, Laboral  y Cristiana, para afrontar la vida con la preparación integral, sobre todo con los valores y virtudes cristianas.

Las niñas del Hogar estudian en el mismo Colegio que tiene la responsabilidad y promotoría de la Congregación y se rigen bajo su propio Reglamento. Las niñas del Hogar, salen al finalizar sus estudios de Secundaria y con una carrera técnica que les ayudará  a enfrentar la vida con optimismo y seguridad y hoy  muchas de ellas sobresalen como excelentes madres de familia, y profesionales incluso algunas ya trabajando como profesoras en nuestro Colegio.

Esta obra se lleva adelante con la Providencia de Dios que suscita personas e instituciones generosas que nos ayudan con donaciones, en otras ocasiones a través de una ardua gestión.

Las Hermanas del Hogar desde muy temprano realizan sus oraciones matutinas, para luego realizar las siguientes tareas, como levantar a cada niña, ver el aseo personal, la preparación de los alimentos, y limpieza del Hogar con la ayuda de las niñas mayores que luego asisten a clases, y después de almuerzo, las niñas tienen un tiempo de recreo, para luego realizar sus tareas escolares o asistir a algún curso del CETPRO. Por la noche, después de cena todas las niñas, se reúnen en la Capilla para dar gracias a Dios por los beneficios del día, finalmente viene el descanso. Las hermanas también descansan, pero antes estudian las necesidades más urgentes para ir en busca de una mano misericordiosa que les brinde apoyo desinteresado.

Para una mejor educación gradual de las niñas, respetando sus etapas y características de desarrollo, están distribuidas en cinco grupos, cuyos nombres actuales son:

MARIA PETKOVIC (4-7años)

SANTA MARIA. GORETTI (8 a 11 años)

SANTA CLARA (12 a 14 años)

SANTA ROSA (15 A 18 años)

En total son cuatro Religiosas que administran y velan por este Hogar y cada una tiene una tarea designada, tanto con las niñas del Hogar, como el mantenimiento de todo el Hogar, preparación de los alimentos, gestiones para buscar ayuda, así como apoyando la labor educativa en el Colegio y el trabajo de la Pastoral y preparación a los Sacramentos.

 Cada grupo está a cargo de una Hermana que es la responsable de acompañar a las niñas que los forman, y de observar las alternativas de desarrollo integral de las diversas  etapas de cada interna. Con tacto y caridad, las orientan para que las conductas negativas de tipo familiar o vecinal que afectaron sus vidas infantiles, no se repitan en ellas y que se formen como mujeres fuertes, sanas y capaces de enfrentar la sociedad sin prejuicios y ser felices al integrarse a la Vida Ciudadana.

El Hogar ofrece un ambiente que fortalece la vida espiritual, confianza en Dios Padre Providente que vela y otorga todo para nuestro bien y con la preparación a los Sacramentos se les prepara para vida presente y en la Vida Eterna, como miembros activos de la Iglesia.

Las Hnas. además del Hogar de Niñas y del Colegio atiende el:

COMEDOR INFANTIL:

Con desayuno y almuerzo a más de 140 niños y algunos ancianos que se encuentran en extrema pobreza o enfermedades como TBC, raquitismo, etc. Esto gracias al apoyo de “Tierra de Hombres” de Francia y las mamás ayudan en la preparación de alimentos por turnos.

MISIONES: Las Religiosas no contentas con lo que realizan y sensibles ante tantas necesidades de nuestra Patria, trabajan en las Misiones por temporadas incluyendo a las alumnas mayores del Colegio con espíritu de servicio para ayudar durante un mes a los niños más alejados de la ciudad por medio de dinámicas, catequesis, visitas sobre todo en el Vicariato de San Ramón, Puerto Yurinaki y sus muchas comunidades que le rodean. En este Colegio Hogar se acostumbra cada año realizar una campaña de solidaridad en beneficio de los niños de zonas tan alejadas y abandonadas, sin embargo, aquí todos aprendemos a realizar obras de caridad, a pesar de nuestras necesidades. Aquí, la unión hace la fuerza y el amor rompe fronteras.

Dando gracias a Dios por su manifestación de amor en forma continua, ofrecemos todo realmente para Su Mayor Gloria y bien de nuestros hermanos, conscientes de que desde nuestra pobreza, estamos contribuyendo en la construcción del Reino de Dios.

 

TRABAJO APOSTÓLICO

HOGAR PARA 150 NIÑAS

COLEGIO 1000 ALUMNOS

COMEDOR EXTERNO 165 NIÑOS

ATENCIÓN ESPIRITUAL (CATEQUESIS, SACRAMENTOS, ETC)

 

NUESTROS SUEÑOS

VIVIR Y ACTUAR COMO HIJAS DE LA BEATA MARIA PETKOVIC, TESTIMONIANDO EL AMOR MISERICORDIOSO DEL PADRE.