“Vivir el Evangelio testimoniando el Amor y la Misericordia del Padre, siguiendo a Cristo Crucificado en el espíritu de nuestro Padre San Francisco y de nuestra Madre María Petkovic”.

El amor y la Devoción a María Santísima, es el otro elemento constitutivo, colocándonos bajo su amparo en la advocación de Madre de la Divina Gracia.

“Vivir el Evangelio testimoniando el Amor y la Misericordia del Padre, siguiendo a Cristo Crucificado en el espíritu de nuestro Padre San Francisco y de nuestra Madre María Petkovic”.

El amor y la Devoción a María Santísima, es el otro elemento constitutivo, colocándonos bajo su amparo en la advocación de Madre de la Divina Gracia.

Comentarios

comments